Domingo 21/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Imputación de la infanta Cristina

Manos Limpias presenta una queja al juez Castro acusando al fiscal Horrach de coacciones a su perito

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Todavía se escuchan los ecos de lo mal que le salió la jugada a Manos Limpias, que ejerce la acusación contra la Infanta Cristina en el caso Nóos, el pasado sábado en Palma de Mallorca. Tras la declaración de los tres peritos de Hacienda, que justificaron sus informes y defendieron que la Infanta no cometió delito fiscal, la declaración del perito propuesto por la acusación debería haber rebatido las tesis de Hacienda.

La infanta Cristina en una imagen de archivo. La infanta Cristina en una imagen de archivo.

Pero no. El perito aportado por Manos Limpias, Javier Amat, no sólo no quiso dar datos al juez Castro de cómo y dónde había trabajado hasta ese momento ni de quién le pagaba, sino que se definió a sí mismo como un “mercenario jurídico tributario”. La abogada del sindicato, Virginia López Negrete, aseguró que era Licenciado en Derecho y que trabajaba para varios despachos de manera independiente.

Su declaración del sábado ante el magistrado instructor fue, por descabellado que parezca, favorable a la Infanta: no hay delito fiscal y lo máximo que se puede hacer es acusarla de cooperadora necesaria por los delitos cometidos por su marido, Iñaki Urdangarín.

Sin acierto

Dos días después de esa declaración, en el cuartel general de Manos Limpias no pueden negar lo evidente. “No estamos satisfechos por esa declaración”, aseguran a El Confidencial Digital en fuentes del sindicato. “Pero él no está acostumbrado a estas cosas, a tantos medios de comunicación, a la sobriedad de una sala judicial, y entonces no estuvo acertado”, explican estas fuentes.

Para el sindicato Manos Limpias hay una razón más del fiasco de la declaración de Amat: la actitud del fiscal, Pedro Horrach. De hecho, según aseguran a este diario desde el sindicato, el mismo sábado la abogada que lleva el caso, Virginia López Negrete, presentó una queja en el juzgado por la actitud mostrada por el fiscal contra el perito durante su intervención.

“Hemos presentado una queja por la actitud de coacción del fiscal hacia el perito. Creemos que se le trató de forma coactiva, humillante hacia él, y que eso fue lo que provocó que estuviera nervioso durante su declaración”, afirman fuentes de Manos Limpias.

Delito fiscal

El sindicato sigue insistiendo en que la Infanta Cristina cometió delito fiscal, pese a lo ocurrido el sábado. Quiere pasar página sobre las palabras de su perito y centrar todo el asunto en la declaración de la Infanta del próximo 8 de febrero. “Cometió delito. Eso está claro. Las facturas son falsas y eso es delito fiscal. La están protegiendo.”, aseguran.

El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, declaró ayer que desde la Agencia Tributaria no se ha dado trato de favor a la Infanta. "Los funcionarios, cuando actúan como auxilio judicial, dan su criterio técnico a aplicar en una situación concreta”, aseguró Ferre.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·