Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La batalla por el codiciado puesto de cónsul en Miami: el candidato de Trinidad Jiménez se retira, Moratinos quiere un perfil político para influir en Cuba

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El puesto de cónsul general de España de Miami, uno de los destinos más codiciados en el ministerio de Asuntos Exteriores, sigue sin estar cubierto tras la batalla administrativa habida en los últimos meses.

La aludida batalla, según fuentes diplomáticas a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, se originó con el nombramiento de Jaume Segura para el puesto. El nombramiento de Segura, diplomático de carrera, irritó a sus compañeros diplomáticos por haberse saltado en su caso el procedimiento fijado por el propio ministerio: Segura fue nombrado cónsul teniendo la categoría profesional de “secretario de embajada”, cuando el consulado general de Miami está, en principio, reservados a diplomáticos con la categoría de “ministros”, según una jerarquía basada en la experiencia profesional.

La irritación de los diplomáticos fue, sin embargo, más allá de esta controversia de orden laboral, y tomó cuerpo ante una serie de datos que hicieron pensar en un trato de favor al diplomático Segura. Este, con la sola experiencia de un solo destino caribeño en Jamaica, y una mujer cubana de nacimiento, pareció ser premiado por méritos comparativamente escasos, contando ante todo con el favor de Trinidad Jiménez, que en su día le incluyó como uno de los dos con que contó en su gabinete de Secretaria de Estado para Iberoamérica, para seguidamente llevárselo con ella al ministerio de Sanidad.

Ante la controversia laboral y las sospechas de trato de favor, el sindicato mayoritario de diplomáticos, la ADE (Asociación de Diplomáticos Españoles), interpuso un recurso contra su nombramiento, hasta que al fin Segura, presionado, se vio obligado a renunciar a él.

La batalla por el consulado se complica al tener en cuenta que es uno de los pocos consulados españoles con un perfil político acusado, por ser la presencia española más directa en el trato con el exilio cubano de Miami. De ahí que el ministro Moratinos se haya reservado el nombrar a alguien de su confianza personal, por el procedimiento conocido como “el asterisco”, mediante el cual una serie de puestos relevantes se excluyen del proceso habitual de provisión de puestos, conocido como “bombo”.

Actualmente, sólo dos de las personas que se habían postulado para el consulado de Miami –entre ellas una diplomática con dos importantes embajadas en su trayectoria- siguen manteniendo su opción al puesto, sin que sea necesariamente una de estas personas la nombrada.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·