Lunes 28/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Montilla tomó represalias contra los tres diputados que le traicionaron votando a favor de la prohibición de los toros. Ninguno ha sido elegido para el ‘Parlament’

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tenían libertad de voto, pero su postura a favor de la prohibición de los toros en Cataluña les ha pasado factura. José Montilla, que rechazó públicamente el veto a la Fiesta Nacional, eliminó toda posibilidad de que pudieran volver a tener silla en el Parlamento tras las elecciones del 28-N.

Este verano, la cámara autonómica aprobó la iniciativa legislativa popular que pedía prohibir las corridas de toros en la comunidad, con 68 votos a favor, 55 en contra, y 9 abstenciones. Los resultados provocaron una gran polvareda en el seno del PSC, señalado por muchos sectores como el culpable de esta resolución por haber dado libertad de voto a sus diputados.

Los socialistas catalanes intentaron defenderse asegurando que Artur Mas era el verdadero responsable. Según el PSC, el líder de CiU dio a entender que el voto de sus parlamentarios estaría muy dividido y la iniciativa no saldría adelante. Sin embargo, al final apoyaron el veto a la tauromaquia 32 de sus 48 representantes en el Parlament. 

Algunos de los diputados socialistas quisieron escenificar su rechazo a la resolución de la cámara reuniéndose con compañeros del PP para apoyar el recurso de inconstitucionalidad que los ‘populares’ estaban preparando y que ya han presentado ante el Tribunal Constitucional.

No obstante, voces autorizadas del PSC reconocen que “nada de esto ha valido para nada. El daño estaba hecho y Montilla sabía que el partido pagaría en las elecciones no haber impuesto disciplina de voto”.

Por este motivo, según las fuentes consultadas por El Confidencial Digital, el aún presidente en funciones de la Generalitat decidió ‘castigar’, antes de los comicios, a los tres diputados que apoyaron la prohibición de los toros: Josep María Balcells, Nuria Carreras y Antoni Comín.

Los dos primeros desaparecieron de la lista electoral del partido, y Comín fue incluido en los últimos puestos, sin ningún tipo de opción de revalidar su escaño en el Parlamento catalán.

Miembros PSC sostienen que “Montilla intentó demostrar así que no estuvo en absoluto de acuerdo con el voto de los tres compañeros”. No obstante, recuerdan que “en el partido todos sabíamos cuál era la postura de Josep María, Nuria y Antoni, por lo que si desde la dirección no se estaba de acuerdo con ellos hubiese sido más fácil imponer disciplina de voto”.

Las mismas fuentes creen que Montilla intentó, con la exclusión de estos tres diputados, dar un golpe de efecto de cara a las elecciones, aunque no haya surtido ningún efecto: “Al final él también ha tenido que abandonar su escaño”, apostillan.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··