Lunes 18/12/2017. Actualizado 11:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Moratinos prepara una tímida democratización en la elección de embajadores: decidirá con una terna los nombramientos menos problemáticos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Es un pequeño paso, pero al menos se trata del inicio de la democratización del servicio diplomático en lo que a escoger a embajadores se refiere. El ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha dado su visto bueno a una serie de cambios en la elección de los embajadores que se empezarán a aplicar en abril o mayo del próximo año.

Históricamente, la elección de embajadores recaía en exclusiva en el ministro de Exteriores de turno y para ello, el subsecretario del Ministerio (en la actualidad y por primera vez es una mujer, María Jesús Figa) era la correa de transmisión entre los interesados en recibir un determinado destino y el ministro. Ante varias candidaturas, era este último quién decidía al elegido en función de una serie de parámetros -un tanto espurios- como la sintonía personal o la afinidad política. Cada diplomático tenía que irse trabajando internamente su futuro.

La tímida democratización de ahora conllevará que primero se abra un plazo de presentación de candidaturas para un puesto concreto de embajador. Con los currículos sobre la mesa, un tribunal compuesto por el subsecretario y los secretarios de Estado que el Ministerio cuente en ese momento deberá consensuar una terna de candidatos, que será entregada al ministro para que elija a uno de entre los tres.

En el próximo ‘bombo’, según fuentes diplomáticas, habrá numerosos movimientos, en parte por la ralentización de nuevos nombramientos habida a causa de la Presidencia Española de la Unión Europea, y en parte por la elección de diplomáticos españoles para la nueva diplomacia europea, como adelantó El Confidencial Digital (lea la noticia aquí).

Queda por dirimir en qué embajadas se empezará a aplicar este nuevo criterio, aunque los diplomáticos dan por seguro que inicialmente sólo afectará a las legaciones de segundo o tercer nivel.

Por tanto, la reforma nace limitada ya que para los destinos más sensibles, como por ejemplo Washington, Rabat, París, Londres o el Vaticano, no se aplicará la elección mediante terna, aunque podría suponer un veto al nombramiento arbitrario de embajadores políticos por parte del Ejecutivo de turno.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··