Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

“El momento es pésimo”. Moratinos “está harto” de la situación con Cuba: se perciben síntomas de apertura en la isla, pero de difícil ‘venta’ ante la UE

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En el Ministerio de Asuntos Exteriores se reconoce que “el momento es pésimo” con Cuba y que “España está sola” en Europa de cara a acercamientos con el régimen de La Habana.

Según fuentes diplomáticas consultadas por El Confidencial Digital, el ministro Miguel Ángel Moratinos insistirá en el cambio en la Posición Común de la Unión Europea sobre Cuba en una de las próximas reuniones del Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores, una vez celebrada –si finalmente tiene lugar- la reunión ministerial UE-Cuba, fijada para principios de abril. El hecho de que, en aplicación del Tratado de Lisboa, sea la Alta Representante Catherine Ashton quien presida el Consejo, y no el ministro español, Miguel Ángel Moratinos, ha de servir también para rebajar el perfil mediático de la postura española.

Los diplomáticos consultados por este diario reconocen que “la muerte de Orlando Zapata es lo más grave que ha ocurrido con la disidencia”, y que marca rotundamente “un antes y un después”. Por este motivo, “España está sola” en su posición en la Unión Europea, sobre todo ante países del Este de Europa como Hungría y Polonia, y otros como Holanda y Suecia. Así, “el momento es pésimo”, tanto con Cuba como de cara a convencer a los socios europeos.

Con todo, desde el entorno del ministro se señala que el cambio de la Posición Común “nunca ha sido un punto prioritario”, pese a que así lo haya recogido la prensa, sino que es una de las medidas previstas en un plan más amplio que implica un cambio que el Ministerio español juzga positivamente: visto que las imposiciones no han dado resultado con la dictadura castrista, se trata de implicar a las propias autoridades cubanas en un gradualismo favorable a los Derechos Humanos que, a su vez, lleve consigo una mayor normalización de Cuba en la esfera internacional.

Así, y pese a que “Moratinos está harto” de las dificultades que plantea la cuestión cubana, en el Ministerio hay conciencia de que “Cuba sabe que España ha hecho todo lo que era posible”. Por eso mismo, desde el Ministerio se insiste en que las autoridades cubanas “están abriendo la mano” y mostrando una actitud más receptiva desde la muerte del preso de conciencia Orlando Zapata.

La preocupación en el Ministerio español radica ahora en la situación del preso político Guillermo Fariñas, en grave estado de salud por su huelga de hambre. Fariñas ha rechazado el avión que le iba a llevar a España para proceder a su recuperación. España había logrado la aquiescencia de las autoridades cubanas con el requisito de Fariñas: que, una vez repuesto, el preso pudiera volver a Cuba. Desde hace semanas, en Exteriores, donde no se explicaron cómo Cuba pudo dejar morir de hambre (vea la noticia aquí) a Orlando Zapata, se sabe que cualquier incidente con Fariñas imposibilitaría la posición española de acercamiento de la UE a Cuba, entre otros motivos porque Fariñas es un disidente especialmente famoso desde hace años, sobre todo entre los internautas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·