Sábado 16/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Nuevo escándalo de espionaje en Cataluña. El PP presenta al juez un informe pericial que acredita el hallazgo de dos cámaras y un micrófono ocultos en otro restaurante

El PP presenta al juez un informe pericial que acredita el hallazgo de dos cámaras y un micrófono ocultos en otro restaurante, cercano a su sede y frecuentado por dirigentes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El espionaje al Partido Popular en Cataluña va mucho más allá de las grabaciones de Método 3 en La Camarga. La dirección regional del partido tiene constancia de que altos representantes de la formación, tanto a nivel local como nacional, han sido vigilados y escuchados en un restaurante cercano a su sede. Ha remitido el informe técnico de su hallazgo a la Justicia.

Según ha sabido El Confidencial Digital, el pasado 25 de junio el PP catalán presentó, ante un juzgado de guardia y ante el Juzgado Decano de Barcelona, la ampliación de la denuncia interpuesta en marzo por el espionaje sufrido por Alicia Sánchez-Camacho en el restaurante de La Camarga encargado a la agencia Método 3.

El texto iba acompañado de un informe técnico, que corrobora que dirigentes del partido, a nivel autonómico y nacional, e incluso representantes del PP que ahora están en el Gobierno, han sido grabados y escuchados en un restaurante cercano a la sede de los ‘populares’ catalanes.

Dos cámaras y un micrófono

Fuentes de la dirección regional del PP explican a ECD que, desde que se conocieron las grabaciones a Sánchez-Camacho en La Camarga, “siempre sospechamos que el espionaje también se había producido en otros restaurantes, y por eso quisimos investigar en los que nos reunimos con asiduidad”.

Después de la primera denuncia presentada por el partido, el PP pidió a los dueños de ese restaurante cercano a su sede que permitieran una inspección profesional para detectar posibles instrumentos de espionaje en sus instalaciones.

Una vez recibido el visto bueno de los dueños del establecimiento, una empresa privada contratada por el partido realizó una ‘batida’ completa por todo el local. El resultado: dos pequeñas cámaras y un micrófono instalados en el comedor.

Las fuentes consultadas por este confidencial explican que la primera cámara era “de tipo DOMO”, muy utilizada para grabaciones de video vigilancia. Los dueños la empleaban para garantizar la seguridad del local, pero los expertos no descartaron que las imágenes pudieran llegar a otros destinatarios.

De hecho, el micrófono hallado, del tipo ‘Electrotec’, se encontraba ‘camuflado’ en la carcasa de esta misma cámara, por lo que “queda claro que el dispositivo sufrió manipulaciones”.

La segunda cámara estaba “más escondida”. Se encontraba instalada en un falso detector de humos. Nadie en el establecimiento conocía su existencia.

Los ‘espías’ desconectaron los dispositivos

Los técnicos que realizaron la inspección comprobaron que sólo la cámara DOMO, conocida y usada por el restaurante, seguía enchufada a un cable de alimentación.

Sin embargo, ni el micrófono camuflado en ella, ni el falso detector de humos estaban ya conectados.

El trabajo pericial advierte de que, encima de ambos dispositivos, “había un falso techo en el que en su día se instalaron cables de alimentación para la cámara y el micrófono, pero alguien los desconectó, probablemente después de conocerse la trama de espionaje en Cataluña”.

El informe ya ha llegado al juzgado que instruye el caso de espionaje

La gravedad de la información contenida en el informe incorporado a la ampliación de denuncia presentado al juzgado de guardia y al Juzgado Decano de Barcelona es tal, que ambos organismos han remitido ya la documentación al juzgado de instrucción número 14 de Barcelona, en el que se investiga la trama de espionaje en Cataluña.

Los abogados del Partido Popular confían en que ahora se abran piezas separadas con cada caso específico de espionaje. Pretenden demostrar que las grabaciones de Método 3 “son sólo la punta del iceberg de un escándalo a gran escala, que afecta a políticos, empresarios y deportistas”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·