Martes 24/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Otegi y Díez Usabiaga mantienen contacto a diario en la prisión de Estremera (Madrid) y dicen estar “muy a gusto, pero en la cárcel”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tras la operación policial contra la cúpula de Batasuna ordenada por el juez Baltasar Garzón, Arnaldo Otegi y cuatro dirigentes más ingresaron en prisión madrileña de Estremera. Se trata de un centro penitenciario recién inaugurado que han ‘estrenado’ los dirigentes ‘abertzales’.

El ex portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, el secretario general del sindicato LAB, Rafael Díez Usabiaga, y Arkaitz Rodríguez comparten el mismo módulo en el penal. Por su parte, Sonia Jacinto y Miren Zabaleta están ingresadas en un módulo exclusivamente femenino.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, Otegi ha transmitido a quienes le visitan que se encuentra “muy a gusto” en esta cárcel, ya que, como decimos, se trata de un centro inaugurado el pasado verano y cuyas instalaciones se encuentran en buenas condiciones.

No obstante, el dirigente Batasuna reconoce a los suyos que, eso sí, “está en prisión” y les insiste en que tiene que abandonar el centro lo antes posible. De hecho, según las fuentes consultadas por ECD, Otegi asegura que sus abogados trabajan “a destajo” para sacarle de la cárcel a él y a los otros cuatro dirigentes ‘abertzales’.

Los tres dirigentes ‘abertzales’ mantienen contacto a diario en los lugares y periodos en los que los reclusos pueden estar juntos. Las mujeres, por su parte, también se ven y dialogan todos los días.

200 personas protestaron en Madrid por las detenciones

El pasado viernes, se concentraron en la madrileña plaza del museo Reina Sofía unas 200 personas para protestar por las detenciones de los dirigentes de Batasuna. El acto fue vigilado por dos unidades de la UIP (Unidad de Intervención Policial) del Cuerpo Nacional de Policía y se desarrolló sin incidentes.

Los intervinientes consideraron las detenciones como “un palo considerablemente duro” contra la paz en Euskadi y repartieron panfletos en contra del cierre del diario Egunkaria.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·