Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:01h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El objetivo es conseguir su apoyo para los Presupuestos

Otra cesión del PP al PNV: una reforma del Tribunal Constitucional

Negociará con los nacionalistas un nuevo texto que limite la opción de suspender a cargos públicos que se quiere aplicar a Carme Forcadell

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Este martes, el Congreso aprobará una iniciativa del PNV para pedir al Gobierno que derogue la reforma exprés del Tribunal Constitucional, impulsada el año pasado, y que permitía la suspensión de cargos públicos. Los nacionalistas contarán con el apoyo del PSOE , Podemos y del Partido Demócrata de Cataluña, pero hablarán del nuevo texto con el PP.

Mariano Rajoy recibe a Íñigo Urkullu en el Palacio de La Moncloa. Mariano Rajoy recibe a Íñigo Urkullu en el Palacio de La Moncloa.

Según explican a El Confidencial Digital fuentes bien situadas en el Grupo Parlamentario Popular de la Cámara Baja, el Gobierno quiere aprovechar la iniciativa del PNV para tender puentes con los nacionalistas vascos de cara a un objetivo: lograr su apoyo para la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado.

En ese sentido, diputados del PP consultados por este diario añaden que, a partir de mañana, se pondrá en marcha una “toma de consideración” en la que el Ejecutivo, así como los diferentes grupos parlamentarios, se darán “un tiempo para encontrar una alternativa”. Y, en ese tiempo, los populares pretenden llegar a un acuerdo con el partido jetzale.

Un nuevo límite a la suspensión de cargos públicos

Parlamentarios implicados en la reforma del Tribunal Constitucional explican que el objetivo del PNV es acabar con “el permiso”, dado por el Gobierno al TC, para suspender a cargos públicos de sus puestos, tal y como pretende hacer con la presidenta del Parlament de Cataluña, Carme Forcadell.

En ese sentido, los nacionalistas vascos consideran que ninguna institución puede suspender cautelarmente a ningún representante de la Administración como fórmula de presión para que se acepten sus sentencias. Y, desde el PP, están dispuestos a sentarse con el PNV para hablar sobre este asunto.

En la bancada popular se da por hecho que, como pasó con la LOMCE, “habrá que negociar” ciertos aspectos de la reforma aprobada el año pasado. Y, sobre las suspensiones cautelares, “hay margen para establecer en qué casos se puede llevar a cabo y en cuáles no”. No obstante, se puntualiza, “existen unas líneas rojas que no se van a sobrepasar”.

Negociación en paralelo a los Presupuestos

La negociación con el PNV sobre el nuevo texto que regirá al TC transitará en paralelo a la que lleva a cabo el PP con los nacionalistas vascos desde hace varias semanas. Una circunstancia que, según las fuentes parlamentarias consultadas, puede ser determinante a la hora de llegar a acuerdos sobre las cuentas del año próximo.

Desde el Grupo Popular se trata de separar las negociaciones de una cosa y de la otra, y se insiste además que el talante de Aitor Esteban y los suyos con respecto a los Presupuestos es “positivo”. No obstante, a nivel interno se reconoce que el PP tendrá que aceptar, entre otras, condiciones del PNV sobre el TC para evitar que un posible acuerdo se tambalee.

El objetivo de los populares es tener ya un pacto sobre la mesa en febrero para aprobar las cuentas en marzo y, para ello, se van a multiplicar las conversaciones en enero. Sobre la reforma del TC, las fuentes consultadas reconocen que el jueves aún no se había decidido si hoy se votaría sí o no a la iniciativa del PNV, pero se tiene claro, desde hace tiempo, que habrá que negociar.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·