Viernes 15/12/2017. Actualizado 11:07h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Necesitan su abstención en la investidura

PP y C’s pretenden evitar que el PSOE recurra a los “Toros de Guisando” de Rajoy para rechazar el acuerdo

Buscan la fórmula para que los socialistas no utilicen para mantenerse en el “no” la burla del presidente en funciones al pacto alcanzado en marzo entre Sánchez y Rivera

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tras las elecciones del 20-D Pedro Sánchez se sometió a la primera votación de su fallida investidura. Durante su intervención en la tribuna del Congreso, Mariano Rajoy justificó su ‘no’ comparando el pacto entre PSOE y Ciudadanos como la versión moderna del “Tratado de los Toros de Guisando” de la reina Isabel la Católica.

Rajoy y Rivera, durante una reunión en el Congreso. Rajoy y Rivera, durante una reunión en el Congreso.

El líder de los socialistas se sometió a la votación de la Cámara a principios de marzo. Acudió al Congreso con el apoyo de los 90 diputados obtenidos en las urnas el 20-D y los 40 de Albert Rivera, con quien días antes había firmado de forma solemne el conocido como ‘Pacto del Abrazo’.

Sin embargo, en su intervención, Mariano Rajoy quiso rebautizar esta alianza. A esta se refirió como “un pacto presentado sin el menor sentido del ridículo que hacía pensar que se trata de una página de la historia solo comparable a los Toros de Guisando”.

El líder popular hizo referencia al acuerdo que firmaron en 1468 el rey Enrique IV e Isabel la Católica. Por este, el monarca reconoció a su hermanastra como legítima heredera de la Corona de Castilla y apartó de la línea de sucesión a su hija Juana, apodada 'la Beltraneja' por las dudas sobre quién era realmente su padre: si Enrique VI o su valido Beltrán de la Cueva.

A este comentario le siguieron expresiones que, recurriendo a la ironía, tuvieron por objetivo minimizar y menospreciar la alianza entre PSOE y Ciudadanos.

Hay medidas que aparecen en los dos acuerdos

Un pacto donde se incluyeron muchos puntos que, ahora, negocian las comisiones de PP y Ciudadanos. La reforma del Senado, la rebaja del IVA cultural o la corrección de la reforma laboral podrían unirse en los próximos días a las seis condiciones anticorrupción que los populares ya se han comprometido a cumplir.

Pues bien. Fuentes conocedoras de las negociaciones entre los populares y el partido de Rivera explican que sobre todo en el PP con conscientes de que, a la hora de tratar de conseguir que el PSOE facilite la investidura de Rajoy -al menos con algunas abstenciones- puede pesar en contra esa burla que hizo Rajoy del pacto PSOE-C’s.

Y es que consideran que ahora Pedro Sánchez podría echar en cara a Rajoy que aceptara las mismas medidas que, en marzo, calificó como parte de “un programa ruinoso para la economía, disolvente para la confianza y catastrófico para el empleo”. El presidente en funciones pretende que los socialistas se sumen debido a que varias decenas de las propuestas que espera pactar con Ciudadanos son muy parecidas a las que estaban incluidas en el documento del ‘Pacto del Abrazo’.

Los populares esperan poder convencer a Sánchez sin que éste se vengue ahora de las burlas de Rajoy aferrándose al no. A pesar de llevar días meditándolo, PP y C's todavía no han dado con la fórmula para evitar el previsible reproche de Sánchez y resaltar los puntos comunes de los tres partidos para lograr un acuerdo que se pueda materializar en una investidura. 

El PP busca la abstención del PSOE

Los trece miembros que conforman los equipos negociadores de PP y Ciudadanos se reúnen a diario en sesiones de mañana y tarde para llegar “cuanto antes” a un acuerdo. El objetivo es lograr el consenso antes de la sesión de investidura de Rajoy, que con el apoyo de C’s obtendría 169 ‘síes'.

Sumándole el previsible escaño de Ana Oramas -de Coalición Canarias- la cifra quedaría en 170, a once abstenciones o seis votos a favor de la mayoría necesaria para revalidar su puesto como presidente del Gobierno.

Una distancia que solo puede ser salvada con la colaboración del PSOE, que hasta ahora se ha mantenido inflexible en su ‘no’ al candidato popular. Los equipos de Rajoy y Rivera trabajan, por lo tanto, a dos bandas: mientras se esfuerzan por culminar el pacto también idean la mejor manera de ‘vendérselo’ a Pedro Sánchez.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··