Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La cúpula del PP apunta abiertamente a Rubalcaba: “Nos ha echado encima a la Policía, que investiga al partido para ver si le pilla en algún delito: es la forma de trabajar que usa con narcotraficantes y mafias”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hasta ahora eran solamente comentarios de pasillo, reservados, sin que quisieran que trascendiera. Pero ya lo están diciendo a las claras. La cúpula del Partido Popular apunta abiertamente al ministro del Interior como cerebro de la campaña de imputaciones por corrupción. “Nos ha echado encima a la Policía”, es la acusación.

Los cargos nacionales del PP atribuyen a Alfredo Pérez Rubalcaba la iniciativa de que se investigue policialmente a la oposición, y que ha conducido a las últimas acusaciones e imputaciones.

Fuentes de la calle Génova dijeron a El Confidencial Digital que la actuación de la Policía está siendo muy sorprendente, y la resumieron así: “La Policía Nacional investiga, no ‘un delito del PP’, sino que investiga ‘al Partido Popular’ para ver si le pilla en algún delito”.

“La Policía está aplicando al principal partido de la oposición -concluyen las citadas fuentes- la forma de trabajar, de investigar, que utiliza para las mafias, los narcotraficantes…”.

La convicción de que había algo más que unas diligencias sueltas, y de que se trataba de una ofensiva organizada desde Interior, se alcanzó definitivamente en la reunión de la Ejecutiva nacional que acabaría con una foto de familia, con toda la cúpula arropando a Mariano Rajoy.

En ese cónclave, los dirigentes regionales fueron poniendo en común los acosos judiciales que venían sufriendo en sus respectivos territorios, pero sobre todo en Baleares, Murcia y Canarias. En los dos primeros territorios aparecía la fiscalía, pero en Canarias los asuntos los llevaba la Policía Nacional: se había descubierto que la gente que pretendía alguna denuncia en relación con el PP recibían el consejo de que no acudieran a la Guardia Civil, sino que fueran más bien a la Policía Nacional (“el Cuerpo que está controlado políticamente”, comentan en el PP).

El colmo fue la asistencia del Jefe de la Policía Judicial a la cacería en la que participaron el juez Baltasar Garzón y el entonces ministro de Justicia, Fernández Bermejo. Acudió a estar con ellos, pero sólo a la cena porque no le gusta cazar. Para el PP, fue un dato definitivo.

Las fuentes populares a las que ha tenido acceso ECD comentan que nunca había pasado algo parecido, es decir, que el ministro del Interior se dedique a perseguir al partido que antes había estado gobernando. “Ni con Acebes ni los demás ministros que le sucedieron se puso a la Policía contra un partido. Eso nunca de ha hecho”, concluyen esas fuentes.

Cosidó ataca y el ministro habla de “infamia”

La indignación por lo que está ocurriendo empieza a trascender de forma más pública. Por ejemplo, se manifiesta en nuevos episodios de enfrentamiento, que vienen de atrás, entre Ignacio Cosidó, portavoz de Interior del PP, y Rubalcaba.

Cosidó publicó en su blog un escrito en el que decía, entre otras cosas: “Cada vez parece más evidente que el ministro del Interior es el cerebro gris, el principal responsable y el jefe máximo de la trama urdida por el PSOE para tratar de criminalizar al principal partido de la oposición en vísperas de un doble proceso electoral y cuando el Gobierno atraviesa sus horas más bajas a consecuencia de la crisis económica en la que ha sumergido al país”.

Ayer, en la Comisión de Interior, Rubalcaba, quiso contestarle. Lo calificó de “artículo infame”, que “no merece más comentarios”. Y añadió: “No leo su blog, no leo literatura infame, no leo sus infamias. Los mismos policías que investigan a los delincuentes comunes son los que investigan a los políticos. Y, en este caso, los delincuentes tienen el carné del PP. No puede decir, viva la Policía, y, cuando detiene a un compañero de partido, decir que actúa políticamente. Debería esforzarse por respetar el Estado de derecho”.

Rubalcaba también dejó caer que algún día le contestará a sus repetidas infamias, pero ahora, como ministro, no es el momento

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·