Martes 12/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Cierre de filas en el partido

Los barones del PP se conjuran para defender el liderazgo de Rajoy

Cospedal ha aglutinado a Feijóo, Herrera, Rudi, Sanz... entorno al presidente. Acusan a Esperanza Aguirre de estar moviéndole la silla como en 2008

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Desde su llegada a La Moncloa, el liderazgo de Mariano Rajoy al frente del PP jamás se había puesto en duda. Sin embargo, la última encuesta del CIS –con una caída de tres puntos-, y la Operación Púnica han hecho aflorar los primeros movimientos contra el presidente. Para acallar estas voces, los barones regionales, impulsados por Cospedal, han cerrado filas en torno al jefe del Ejecutivo.


María Dolores de Cospedal, Mariano Rajoy, y Esperanza Aguirre. María Dolores de Cospedal, Mariano Rajoy, y Esperanza Aguirre.

“Las voces anónimas que piden cambios en el Gobierno y en el PP deberían dar la cara”. Así reaccionó en público María Dolores de Cospedal el lunes de la semana pasada, cuando fue preguntada en Génova por la oleada de críticas, procedentes del propio partido, contra ella misma y cuestionando la gestión de Rajoy al frente del Ejecutivo.

Ese día había estallado la llamada Operación Púnica, con la detención de un buen número de cargos públicos del Partido Popular, y ya se había filtrado la encuesta del CIS que se iba a publicar el miércoles.

La caída de tres puntos en la estimación de voto respecto a la encuesta de julio, unida a otros dos sucesos relacionados con la corrupción como la imputación de Ángel Acebes y las ‘tarjetas black’ de Caja Madrid, provocaron que algunos miembros del partido deslizaran en algunos medios de comunicación las primeras críticas sobre el liderazgo del presidente y de la secretaria general.

Ante este panorama, María Dolores de Cospedal decidió impulsar un cierre de filas en torno a Mariano Rajoy. La convención de presidentes autonómicos del PP, programada para ese fin de semana, tenía esa finalidad menos conocida. La secretaria general del partido pidió a los barones regionales un apoyo expreso a Rajoy y que defendieran, públicamente y en privado, el liderazgo del presidente del Gobierno.

Feijóo, Herrera, Rudi y Sanz, “a muerte” con Rajoy

Según las fuentes consultadas por El Confidencial Digital, el presidente del Gobierno ha vuelto a percibir el mismo amparo que constató durante sus años en la oposición.

Alberto Núñez Feijóo, Juan Vicente Herrera, Luisa Fernanda Rudi, y Pedro Sanz, han sido los que “más han elevado la voz” para defender a Mariano Rajoy de las críticas internas surgidas en la última semana. Todos ellos se mostraron fieles al presidente en 2008

María Dolores de Cospedal decidió impulsar un cierre de filas en torno a Mariano Rajoy

, cuando después de la derrota electoral en las generales se cuestionó su continuidad al frente del partido.

Además de los dirigentes autonómicos citados, desde la dirección del PP también destacan el apoyo de José Antonio Monago, que ejerció como anfitrión en la convención de Cáceres celebrada el pasado fin de semana: “Él estaba pasando también por momentos delicados y se mostró más cercano que nunca al presidente del Gobierno”.

Por contra, las mismas fuentes destacan a dos presidentes autonómicos que, pese al cierre de filas generalizado, prefirieron mantener las distancias. Se mostraron “más bien fríos” -explican: Alberto Fabra y José Ramón Bauzà. Los presidentes de la Comunidad Valenciana y Baleares son ahora “los que tienen un futuro más incierto” por falta de un apoyo explícito desde Génova.

Acusan a Esperanza Aguirre de “moverle la silla” a Rajoy

Varios ‘barones’ están especialmente enfadados con Esperanza Aguirre. En conversaciones privadas la señalan como una de las principales impulsoras de las críticas internas, realizadas siempre de forma anónima, a Mariano Rajoy.

Recuerdan que la presidenta del PP de Madrid dejó en mal lugar al jefe del Ejecutivo al salir a pedir perdón públicamente por haber confiado en Francisco Granados. Este miércoles ha vuelto a salir a la palestra al presentar el “examen de candidatos” que elegirá al nuevo alcalde de Collado Villalba.

Los presidentes regionales han constatado otro hecho: “Se han realizado pocas críticas a Rajoy con nombres y apellidos. Todas ellas han salido de Madrid, el feudo de Esperanza”. Y se cita el caso del diputado autonómico Pedro Núñez de Morgades.

Esa actitud de Aguirre ha indignado a los líderes autonómicos del PP, que acusan a la ex presidenta de no ser, precisamente, un buen modelo: “Ella tiene la Gürtel, la Púnica, y también su incidente con el coche”. Sin embargo, aseguran, “ella tiene la percepción de que puede ser alternativa a Rajoy y por eso le intenta mover la silla”.

“Ya no tiene la misma fuerza que en 2008”

Para la mayoría de barones regionales Esperanza “ya no es una amenaza real”. “No estamos en 2008”, advierten, cuando la lideresa intentó desbancar a Rajoy aprovechando la amarga derrota en las generales. Ha perdido todo su poder al frente de la Comunidad de Madrid.

Ahora, añaden, “ella solo está al frente del PP en Madrid y sus apoyos, procedentes del aznarismo, han perdido vigor”.

Y rematan: “Cada vez tiene menos crédito en Moncloa. Algunos se han dado cuenta de que, aunque moviliza al electorado más de derechas, ahora provoca que perdamos apoyos de centro”.

Respuesta también a otros movimientos

Aunque los presidentes autonómicos han señalado a Aguirre como la principal impulsora de las críticas internas a Rajoy, lo cierto es que algunos admiten la existencia de “otros movimientos”, también mediáticos, en contra del presidente del Gobierno.

Luis María Anson, por ejemplo, publicó este martes un artículo en El Mundo titulado “La renovación en el PP”. Allí declaraba abiertamente que, para los jóvenes, Mariano Rajoy es “un viejo que pertenece a los tiempos pasados”.

Además, a su juicio ya “no será fácil que Rajoy entienda el mensaje de las nuevas generaciones”. Y concluía: de cara a las generales, “querrá repetir”, aunque “lo inteligente es dar paso, abrir cauces limpios”.

Por otro lado, Luis Garicano publicó hace unos días en el Financial Times y después en Expansión un artículo afirmando que “Rajoy debe irse para que España afronte sus retos”. El economista apuntaba expresamente a Soraya Sáenz de Santamaría como posible sucesora:

-- “Es profesional, está bien considerada y no está tocada por la corrupción. Con ella al mando del partido y el Gobierno, la reforma de la constitución española y los procesos judiciales podrán ser acordados por los principales partidos”.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··