Sábado 26/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Las encuestas les dan más diputados si hay nuevas elecciones

El PP pone ahora condiciones al PSOE

Aceptará un pacto de investidura con los socialistas si garantizan la aprobación de los presupuestos de los próximos tres años

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mariano Rajoy ve más cercana la abstención del PSOE a su investidura tras la caída de Pedro Sánchez, pero pedirá algo más a los socialistas. Su objetivo es pactar con la gestora del partido, y también con los nuevos representantes del grupo parlamentario en el Congreso, un plan de estabilidad para toda la legislatura y que evite terceras elecciones.

Rajoy y Javier Fernández, presidente de la gestora del PSOE. Rajoy y Javier Fernández, presidente de la gestora del PSOE.

Según explican a El Confidencial Digital dirigentes nacionales del PP, Mariano Rajoy ha transmitido al partido, y al Grupo Popular en el Congreso, que va a negociar con la gestora del PSOE para sacar adelante un pacto que le permita ser investido con la abstención de los diputados socialistas.

El presidente en funciones, no obstante, quiere ir más allá de un simple pacto de investidura. Es consciente de que no podrá sacar adelante las principales leyes del país sin el apoyo del principal partido de la oposición. Por ese motivo, planteará al PSOE un acuerdo de legislatura en el que la formación que ahora dirige Javier Fernández tenga que adquirir una serie de compromisos.

Apoyo a los presupuestos de los próximos 3 años

En ese sentido, las fuentes consultadas afirman que Rajoy ofrecerá a los socialistas un “acuerdo de estabilidad” en el que esté incluido el deber de negociar los presupuestos generales de los próximos tres años.

Con este acuerdo, explican desde la dirección del Grupo Popular en el Congreso, el PSOE “tendrá voz” en la elaboración de las cuentas del Estado hasta 2019 y capacidad para incluir una serie de partidas sociales que luego pueden ser vendidas, por el propio partido, como “un éxito en las negociaciones”.

A cambio, el PP tendría garantizada una estabilidad que se antoja “indispensable” para sacar adelante los presupuestos generales del Estado. Sin el voto favorable de los socialistas, el proyecto legislativo no podría salir adelante porque Rajoy, a día de hoy, solo cuenta con el “sí” de Ciudadanos.

Objetivo: evitar una legislatura corta

El presidente en funciones, explican desde su entorno, ha manifestado en varias ocasiones que de nada le sirve una abstención técnica del PSOE en la legislatura si luego su grupo en el Congreso hace “ingobernable el país” rechazando todas las reformas de fondo.

De hecho, el propio Rajoy es consciente de que muchos dirigentes socialistas, críticos con Pedro Sánchez y afines a Susana Díaz, apuestan por evitar terceras elecciones para, a mitad de legislatura, bloquear toda acción de gobierno del PP y provocar nuevos comicios.

Una estrategia que barones socialistas vienen defendiendo desde el pasado 20-D y para la que el PP tiene respuesta: “O firman ahora un pacto de estabilidad para la legislatura, o no hay nada de que hablar”.

“Ellos sabrán si quieren terceras elecciones...”

Desde la dirección del PP aseguran que “es normal” que el PSOE busque ahora evitar terceras elecciones, debido a la “situación crítica del partido”. Que prefiera “recomponerse” protagonizando una oposición feroz a Rajoy y forzar un adelanto electoral en dos años. No obstante, aseguran que “no vamos a consentir esa estrategia”.

Tanto en Moncloa como en Génova son conscientes de que ahora la ventaja estratégica la tiene Rajoy: “Las encuestas nos son muy favorables. Ellos sabrán si quieren terceras elecciones. Si no aceptan un pacto de estabilidad, los perjudicados van a ser ellos”.

Esa postura de fuerza, además, está siendo reclamada por importantes dirigentes y diputados del PP que aseguran que “el actual Parlamento no se corresponde con la realidad política”. Para los populares “no sería una tragedia” ir de nuevo a las urnas, recuerdan.

El objetivo de Rajoy, sin embargo, es evitar esas nuevas generales pero, advierten desde el partido, con la garantía de que el PSOE no forzará la caída de su gobierno bloqueando los presupuestos a mitad de legislatura. Si no logra ese compromiso, “no hay que descartar nada”.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·