Lunes 20/11/2017. Actualizado 14:06h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Las encuestas sitúan a Podemos a un escaño de Cifuentes

El PSOE está dispuesto a convertir a Íñigo Errejón en presidente de Madrid

Pedro Sánchez trabaja en el primer pacto de centro izquierda en la Comunidad como antesala de una alianza similar después de las próximas generales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Íñigo Errejón presidente de la Comunidad de Madrid y Pedro Sánchez presidente del Gobierno. Ese es el escenario en el que se trabaja desde ya en Ferraz de cara al año electoral de 2019. El líder del PSOE es consciente de que su partido y Podemos se necesitan para llegar a los palacios de La Moncloa y Correos respectivamente y, por eso, planteará a la formación morada una alianza estratégica.

Íñigo Errejón, en un acto de campaña en Madrid. Íñigo Errejón, en un acto de campaña en Madrid.

Según explican a El Confidencial Digital altos cargos políticos de la Comunidad de Madrid, la negociación entre PSOE y Podemos para formar un gobierno alternativo al de Cristina Cifuentes ya surgieron en 2015, y con los afines de Íñigo Errejón en la Asamblea de Madrid como protagonistas. Una interlocución que Pedro Sánchez piensa recuperar ahora.

El secretario general ve una gran oportunidad la candidatura, anunciada por Pablo Iglesias, del ex número dos de Podemos a la Comunidad de Madrid. Entre otras cosas, porque Errejón siempre ha apostado por un pacto con el PSOE y porque un apoyo de los socialistas para llevarle al Palacio de Correos se compensaría después, según sus cálculos, con el “sí” de la formación morada a su investidura.

A un escaño de Cristina Cifuentes

Esta alianza de Podemos y PSOE para arrebatar el gobierno de la Comunidad de Madrid a Cristina Cifuentes es más factible ahora no solo por la llegada de Errejón a la política regional, sino por el desgaste que están padeciendo el PP y los socialistas en los últimos meses y que se manifestó en una encuesta de Metroscopia publicada por El País en mayo.

Así, si las elecciones autonómicas se celebraran en este momento, los populares perderían 12 escaños frente a los cosechados en 2015, mientras que Podemos se convertiría en segunda fuerza política con 8 escaños más. El PSOE, por su parte, se convertiría en cuarta fuerza política, con 10 escaños menos, viéndose superado por la formación morada y por Ciudadanos.

Teniendo en cuenta los resultados electorales de hace dos años, el PP pasaría de tener 48 escaños a 36; Podemos se quedaría a un solo escaño de Cifuentes, pasando de los 27 a los 35; Ciudadanos se colocaría como tercera, pasando de los 17 a los 31 escaños, mientras que PSOE se quedaría con 27 frente a los 37 actuales.

De cumplirse este pronóstico de Metroscopia, Podemos tendría en su mano gobernar junto al PSOE en la Comunidad. Para ello, eso sí, necesitaría que Ciudadanos no pactara con Cifuentes y se abstuviera en la investidura. Una posibilidad que es menos lejana de lo que podría pensarse a priori.

Según las fuentes consultadas, la formación naranja está “harta” de los escándalos de corrupción que lastran al PP en Madrid y que, además, suponen un desgaste también para Ciudadanos por apoyar ese gobierno.

Además, ya en 2015, los de Albert Rivera no veían con malos ojos un gobierno de Gabilondo con su respaldo y el de Podemos, aunque finalmente, y debido al veto de Pablo Iglesias a esas negociaciones, no se dio.

Rivera, dispuesto a entenderse con Errejón

Por otra parte, las fuentes consultadas recuerdan que el propio Rivera aseguró, en el debate de la moción de censura, que él y su partido están dispuestos a entenderse con “un Podemos liderado por Errejón”. Una circunstancia que, de hecho, se dará en la Comunidad de Madrid tras las autonómicas de 2019.

Después de esos comicios, o coincidiendo con ellos, se celebrarán las elecciones generales, en las que Pedro Sánchez aspira a lograr mejores resultados que el 26-J, superando los 100 escaños y con Podemos y Ciudadanos más debilitados.

Si se da ese escenario, y el PSOE ha facilitado el Gobierno regional a Errejón, Sánchez reclamará a Podemos el apoyo a su investidura. Además, volverá a tender la mano a Ciudadanos para lograr un segundo pacto de centro-izquierda como el obtenido en Madrid.

La postura de la formación naranja en este sentido será relevante, o no, en función de los resultados obtenidos. No obstante, en Ferraz no descartan en absoluto llegar al Gobierno después del pacto previo en Madrid. Una maniobra que, además, empiezan a temer también en la calle Génova...


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·