Miércoles 17/01/2018. Actualizado 17:59h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Se manejó la cifra de 20.000 solicitudes

La gestora del PSOE empieza a dar las bajas a militantes una vez celebrado el Comité Federal

Desde hace unas semanas se han recibido en Ferraz peticiones de salida que la dirección no estaba tramitando

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La reacción de un gran número de militantes a la caída de Pedro Sánchez como secretario general del PSOE fue pedir, de manera inmediata, su baja. Desde la gestora se aseguró, durante las primeras semanas, que no se podían tramitar por una “cuestión de estatutos”. No obstante, y tras la celebración del último Comité Federal, esa postura ha cambiado.

Miembros de la nueva gestora del PSOE. Miembros de la nueva gestora del PSOE.

Tal y como se informó en estas páginas, la actual dirección del PSOE reaccionó a la oleada de peticiones de baja, que algunos cifraron en 20.000, asegurando que el partido podía recibirlas pero no tramitarlas, ya que los estatutos establecían que las bajas solo las puede gestionar la ejecutiva y, por tanto, no una gestora.

No obstante, según ha podido confirmar El Confidencial Digital, las protestas realizadas por un amplio grupo de militantes ha hecho revertir esa situación. Muchos de los que solicitaron su baja reclamaron a Ferraz que “en ningún artículo de los estatutos” se impedía a la gestora actuar y, menos aún, “cuando hay nueva responsable al frente de la Organización del partido”.

Esos argumentos fueron atendidos por la actual dirección del PSOE que, prácticamente de la noche a la mañana, empezó a tramitar todas las solicitudes llegadas y, en un corto periodo espacio de tiempo, a notificar las bajas definitivas.

La mayoría de bajas, tras el Comité Federal

Desde Ferraz se afirma a ECD que, “alguna baja” se confirmó 48 horas antes del Comité Federal.

No obstante, se admite que el grueso de las que se han aceptado se ha producido una vez celebrada la reunión del máximo órgano de control del partido y en la que, además, se aprobó la abstención para facilitar la investidura a Rajoy.

Los militantes sospechan que se quiso apurar hasta el Comité Federal para que, de esa forma, no se redujera el censo de militantes y, por tanto, se necesitaran más firmas para forzar a la gestora a convocar un congreso extraordinario. Y, ahora, una vez logrado ese objetivo, se ha cambiado de opinión.

Temor a que varias firmas no valgan

El riesgo ahora, explican militantes socialistas, es que un número importante de las firmas que se han recogido para pedir un congreso extraordinario “ya no valgan” al ser de personas que ahora han sido dadas de baja del partido.

En ese sentido, las fuentes consultadas aseguran que muchos militantes pidieron la baja y, al no concedérsela por parte de Ferraz, firmaron la petición a la gestora de abrir el proceso para elegir ya nuevo secretario general.

Ahora, una vez aceptadas las bajas, esas firmas ya no valen porque ya no forman parte del partido. Muchos ven en esta circunstancia una “nueva maniobra” de la gestora para echar por tierra el intento de celebrar un congreso extraordinario. No obstante, advierten a la vez que la gran mayoría de los que han firmado el manifiesto siguen siendo militantes y, por tanto, el proceso para exigirlo sigue adelante.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··