Miércoles 23/05/2018. Actualizado 10:35h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Convocada por la Coordinadora 25-S en la investidura de Rajoy

La guerra entre Pablo Iglesias y Errejón se traslada a la movilización para rodear el Congreso

Ramón Espinar y Miguel Urban están dispuestos a asistir a la protesta. Rita Maestre se desmarca y considera que no se puede estar en un Parlamento y promover su bloqueo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Nueva división entre pablistas y errejonistas en Podemos, esta vez a cuenta de la movilización para rodear el Congreso que ha convocado la Coordinadora 25-S durante la segunda votación para investir a Mariano Rajoy como presidente del Gobierno. El sector más afín a Pablo Iglesias es partidario de que los miembros del partido participen también activamente en la protesta.


Íñigo Errejón y Pablo Iglesias. Íñigo Errejón y Pablo Iglesias.

“Rodea el Congreso” llega en plena campaña de los dirigentes más próximos a Iglesias para reivindicar una mayor presencia en las calles, en una estrategia que le aleja del secretario político, Íñigo Errejón, que pone el énfasis en el trabajo en las instituciones para despertar más certezas entre los ciudadanos que simpatizan por el cambio pero todavía desconfían.

Alberto Garzón anunció este lunes que posiblemente asista a la protesta para evidenciar el rechazo a la investidura de Rajoy. El líder de IU confirmó, tras reunirse con el rey, que si su trabajo parlamentario se lo permite estará en la calle.

En esta ocasión, está prevista una manifestación que transcurriría desde la plaza de Neptuno hasta la Puerta del Sol, es decir, que pasaría por la Carrera de San Jerónimo, justo delante de la puerta principal del Congreso en el momento de la segunda votación de la investidura de Rajoy. Aunque tampoco se descarta que la Delegación del Gobierno obligue a que el recorrido se realice por Cibeles y la calle Alcalá hasta el kilómetro cero de la capital para autorizarla.

Según ha sabido El Confidencial Digital por fuentes internas del partido, varios miembros de Podemos están dispuestos, al igual que Garzón, a asistir a la movilización. No son diputados y no están citados, por tanto, a la votación en el hemiciclo.

Es el caso, por ejemplo, del senador Ramón Espinar y el eurodiputado Miguel Urban, quienes defienden una participación activa de los representantes de la formación, aunque sin liderar la protesta.

La jefa de Gabinete de Pablo Iglesias, Irene Montero, ya aseveró el pasado viernes que Podemos no convoca esa movilización pero dejó claro que la apoya y la considera un ejercicio democrático digno de “orgullo”.

Por contra, el sector más cercano a Íñigo Errejón respalda la manifestación, pero considera que el partido debería tomar la distancia conveniente con la organización del evento. Defienden, entre otras la portavoz municipal Rita Maestre, que carece de lógica rodear el Congreso, una institución de la que Podemos también forma parte. La discrepancias entre ambos bandos también llega a esta iniciativa.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··