Viernes 20/10/2017. Actualizado 07:31h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

IU busca mayor protagonismo

Pablo Iglesias abandona su retiro para frenar una guerra en Podemos

Alberto Garzón e Íñigo Errejón han protagonizado un duro enfrentamiento durante las semanas de ausencia del líder, que se encuentra en paradero desconocido

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pablo Iglesias se ha convertido en el “gran desaparecido” desde las elecciones generales del 26-J. El fiasco en las urnas y el posterior fracaso en el intento de convertir a Xavier Domènech en presidente del Congreso provocaron que el líder de Podemos decidiera alejarse del foco mediático. No obstante, una guerra en el grupo parlamentario va a adelantar su regreso.

Pablo Iglesias, en el Palacio de la Moncloa. Pablo Iglesias, en el Palacio de la Moncloa.

Según admiten a El Confidencial Digital diputados bien situados en el grupo de Unidos Podemos en el Congreso, la ausencia de Iglesias ha provocado que dos de sus portavoces, Íñigo Errejón y Alberto Garzón, hayan aprovechado ese vacío para empuñar un hacha de guerra que parecía enterrada desde la campaña electoral.

El número dos de Podemos siempre se manifestó contrario al pacto con IU, pero las circunstancias le obligaron a rebajar el tono. Ambos, de hecho, realizaron declaraciones similares a favor de un pacto con el PSOE antes de la ronda de contactos con el rey. No obstante, en los últimos días la relación se ha tensado por los choques que han tenido a cuenta de la estrategia parlamentaria a seguir.

Errejón no quiere que el grupo esté parado...

Las fuentes consultadas por ECD explican que Pablo Iglesias, antes de iniciar su retiro vacacional, dio instrucciones precisas a Irene Montero y Alberto Garzón sobre qué postura adoptar durante su ausencia.

El líder de Podemos apostaba por adoptar un perfil bajo, y mantenerse a la expectativa en las negociaciones de investidura para no sufrir el desgaste de los otros tres principales partidos. Tanto la portavoz adjunta como el líder de IU aplaudieron esa decisión y la han seguido a rajatabla, pero Íñigo Errejón se ha mostrado contrario a dicha hoja de ruta.

Así, el secretario de Política y de Estrategia de Campaña de Podemos ha intentado, sin éxito, poner en marcha iniciativas legislativas para poner en marcha la acción parlamentaria de Unidos Podemos esta legislatura. Tanto Montero como Garzón le han parado, aludiendo ambos a la orden dejada por Iglesias antes de marcharse.

Además, añaden desde el grupo parlamentario, Errejón se ha mostrado partidario de continuar las conversaciones con el PSOE para formar una alternativa de Gobierno, pero esa estrategia ha sido también bloqueada.

Los diputados afines al portavoz aseguran que Montero, y sobre todo Garzón, han impuesto un inmovilismo que está pasando factura al partido: “Mientras el PSOE no para de presentar iniciativas y de hablar en privado con otros partidos, nosotros nos estamos quedando fuera”.

y Garzón más protagonismo

Además, Íñigo Errejón también ha mostrado, a nivel interno, su descontento por el “excesivo protagonismoque está adquiriendo Alberto Garzón en la toma de decisiones relacionadas con los nombramientos del grupo parlamentario.

En ese sentido, afirman las fuentes consultadas, el líder de IU no solo ha conseguido ser portavoz adjunto, tal y como exigía, sino que también cuenta con el visto bueno de Pablo Iglesias para hacer valer su opinión a la hora de situar a diputados de su partido en las diferentes comisiones parlamentarias.

Desde el entorno de Errejón se relaciona esta circunstancia con el acuerdo electoral sellado por Iglesias y Garzón. Ambos pactaron una serie de cupos que son “inamovibles”. Un trato que, sin embargo, perjudica, en opinión de los errejonistas, a los diputados de Podemos que ya tuvieron responsabilidades en la legislatura pasada.

El “paradero desconocido” de Iglesias

Ante este enfrentamiento entre Alberto Garzón e Íñigo Errejón, y sus respectivos partidarios, Pablo Iglesias ha decidido poner fin a su retiro que comenzó nada más celebrarse las elecciones generales del pasado 26-J.

Desde entonces, solo se le ha visto en la sesión de reapertura de las Cortes, donde intentó sin éxito, y descartando la negociación de Errejón con el PSOE, que Xavier Domènech fuera presidente del Congreso; y tras la reunión con Felipe VI. El resto de días, “pocos saben dónde ha estado”.

Así lo aseguran diputados de Unidos Podemos, que añaden que desde la propia dirección se transmite que Iglesias está en “paradero desconocido”. Un secretismo que contrasta con la política de comunicación de otros líderes políticos y genera ciertas suspicacias en un sector de la formación morada.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·