Jueves 23/11/2017. Actualizado 13:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Lo admite en privado

Pablo Iglesias asume que se ha equivocado con la moción de censura

Ha recibido críticas del Grupo Parlamentario y reconoce que Carolina Bescansa tenía razón: fue un error presentar la iniciativa antes de las primarias del PSOE

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pablo Iglesias tendrá, en apenas una semana, el mayor reto de su breve carrera política: la defensa, ante el pleno del Congreso, de la moción de censura de su grupo parlamentario contra Mariano Rajoy. Una iniciativa que, sin embargo, no logrará los apoyos suficientes y que, además, le ha generado importantes críticas a nivel interno.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias. El líder de Podemos, Pablo Iglesias.

Así lo ha reconocido el propio Iglesias a personas de su máxima confianza en los últimos días. Tal y como ha podido confirmar El Confidencial Digital, el líder de Podemos admite que “no era el mejor momento” para presentar la moción de censura y que, además, “compañeros valiosos” del partido ya se lo habían advertido.

Él, sin embargo, y pese a esos avisos y a la petición de Compromís de retirarla para “esperar al nuevo PSOE”, decidió mantener la moción, ya que entendía que dar marcha atrás supondría un mayor desgaste. Sin embargo, el tiempo y las propias circunstancias han dado la razón a aquellos que le hicieron estas recomendaciones.

Bescansa vaticinó el fiasco

En ese sentido, las fuentes consultadas por ECD explican que Iglesias reconoce en privado que Carolina Bescansa, cofundadora de Podemos y amiga personal, ya le advirtió de lo “inconveniente” de presentar la moción antes de las primarias del PSOE. Un aviso que no fue tenido en cuenta en su día y del que ahora se acuerda el secretario general.

La politóloga tenía claro que si Podemos esperaba a después de las primarias del PSOE para presentar la moción pondría en verdaderas dificultades al nuevo secretario general, ya que se vería obligado a tomar partido. No obstante, Iglesias y la cúpula del partido, quizá convencidos de la victoria de Susana Díaz, pensaron que era mejor presentarla el viernes antes de las primarias.

El guión, tal y como predijo Bescansa, ha sido bien diferente y ha perjudicado a Podemos. Pedro Sánchez, el nuevo secretario general del PSOE, se escudó en el propio reglamento del Congreso, que le concedía tan solo dos días para presentar su propia moción, para descartar la oferta de Iglesias de retirar la suya para apoyar a un candidato socialista.

Además, Sánchez ha realizado continuos guiños a los votantes de Podemos e incluso se ha planteado la abstención, y no el rechazo, a la moción de Iglesias. Un giro que pretende ganar adeptos de cara a una hipotética iniciativa socialista para hacer caer al Gobierno de Rajoy y que ha quitado a Iglesias el papel protagonista.

Un desgaste compartido

De todo ello es consciente el líder de Podemos, que ya teme un avance del PSOE en próximas encuestas demoscópicas tras el fracaso de su propia moción de censura.

En realidad, explican las fuentes consultadas, nunca pensó que esa iniciativa saliera adelante, pero creía que el rechazo a esa moción supondría un desgaste para el nuevo secretario general socialista y no para él, como finalmente va a ocurrir.

Quizá por ese motivo, Iglesias ha querido repartir responsabilidades con los representantes de todas las mareas de Unidos Podemos, que también comparecerán en el pleno para defender la moción de censura. De esa forma, evitará acaparar todo el foco de una derrota que se preveía estratégica y que le ha traído más malas noticias que buenas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·