Lunes 18/12/2017. Actualizado 11:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Ve posible un gobierno en solitario con el respaldo de Podemos y C’s

Pedro Sánchez convocará un Comité Federal... pero para presentarse como alternativa a Rajoy

Su plan es permanecer quieto dos semanas, que se genere un clamor pidiendo su paso al frente, recabar apoyos y anunciarlo por sorpresa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

“Señor Rajoy, somos la alternativa a su Gobierno porque tenemos alternativas a sus políticas”. Esta frase, pronunciada por Pedro Sánchez en el debate de investidura celebrado este miércoles, esconde una hoja de ruta del líder socialista, que tiene un doble objetivo: no plantear la revisión de su “no al PP”... y proponer de nuevo su propia candidatura a la presidencia del Gobierno.

Pedro Sánchez, en el debate de investidura. Pedro Sánchez, en el debate de investidura.

Según explican a El Confidencial Digital dirigentes nacionales del PSOE muy próximos a Pedro Sánchez, el secretario general tiene asumido que, a mediados de septiembre, deberá convocar un Comité Federal. La tradición del partido, que históricamente utiliza este mes para reunir al máximo órgano de control de la formación, unida a las presiones externas, le obligan a mover ficha.

No obstante, esa reunión no tendrá lugar, como Guillermo Fernández Vara y otros barones pretenden, para revisar el “no al PP”. La intención del líder socialista es presentarse ante todos los presentes en ese cónclave como la alternativa a Rajoy, con el objetivo de obtener su visto bueno para intentar de nuevo ser candidato.

Sánchez, explican desde su entorno, entiende que el partido ya no puede moverse del “no” a la abstención porque ya se decidió ese punto en el Comité Federal de julio. Por tanto, en esta nueva reunión, el partido solo puede decidir entre dos opciones: que haya nuevas elecciones o explorar sus opciones de formar gobierno.

Busca que haya un clamor pidiendo que dé el paso

El secretario general, sin embargo, no quiere precipitarse. Desde Ferraz explican que su intención es permanecer a la expectativa un par de semanas. En este tiempo, además de analizar las reacciones de “propios y extraños”, irá recabando apoyos de cara a ese Comité Federal.

En opinión de Sánchez y su equipo, nadie dentro del partido, salvo Guillermo Fernández Vara, se ha atrevido a exigir públicamente la abstención, por lo que el objetivo es ver cómo se van tomando posiciones y, si el camino sigue despejado, ir preparando el anuncio que se llevará a cabo avanzado el mes de septiembre.

Desde la ejecutiva esperan, además, que una vez fracasada la investidura de Rajoy, crezcan las voces, tanto internas como externas, procedentes sobre todo de la sociedad civil, que reclamen una alternativa progresista al PP, con un gobierno socialista al frente: “En los próximos días, habrá un clamor pidiendo que Pedro dé el paso”.

Se ponen como ejemplo los dos manifiestos firmados por más de 450 personalidades que se han publicado en El País: “La gente quiere cambio y eso va a ir a más en los próximos días. Además, el apoyo de Compromís a esa iniciativa puede hacer que se sumen otras fuerzas políticas”.

Quiere que todos “se quiten la careta”

Sánchez, pese a los apoyos que pueda recabar, sabe que no tendrá nada fácil convencer al Comité Federal de volver a intentar su propia investidura. El recuerdo de lo ocurrido en marzo y las reticencias que sigue levantando Podemos pesan aún demasiado.

No obstante, explican las fuentes consultadas, la intención del secretario general es presentar ante los barones esa propuesta para que, de una vez por todas, “todos se quiten la careta”. Quiere saber quién está a favor de intentar formar gobierno y quiénes, por el contrario, apuestan por que sea el PSOE el que permita la investidura a Mariano Rajoy.

En todo caso, Sánchez siempre se guarda la opción de realizar una consulta a la militancia sobre la conveniencia de intentar recabar apoyos para una investidura. Una votación que ve ganada de antemano y que puede obligar a los barones a retractarse.

Además, con esa oferta también quiere que Podemos y Ciudadanos tomen definitivamente posiciones. Ambos han repetido por activa y por pasiva que no quieren elecciones y, tras la investidura fallida de Rajoy, Sánchez planteará su alternativa para evitarlas: “Será entonces cuando tanto Iglesias como Rivera tendrán que retratarse”. Ellos podrán evitar unas terceras elecciones y quedarán como responsables de llevarlos a las urnas si no apoyan a Pedro Sánchez.

Propondrá un gobierno monocolor

Ambos dirigentes, no obstante, dejaron patentes ayer sus diferencias durante el debate de investidura. Unas diferencias que dificultan, aún más si cabe, los planes que tiene en mente Pedro Sánchez.

Sin embargo, el secretario general mantiene su apuesta por un “gobierno a la portuguesa”: el PSOE liderando el Ejecutivo y pactos por separado con ambas formaciones. De esa forma, se garantizaría un gobierno monocolor con el apoyo parlamentario de dos grupos para sacar adelante las leyes que se propongan durante la legislatura.

De no prosperar esta vía, en Ferraz tampoco se descarta llegar a un acuerdo con Podemos que sea apoyado por los nacionalistas. Esa opción, de hecho, ya se exploró el pasado mes de julio, cuando Pedro Sánchez, incluso, se reunió con representantes de las fuerzas soberanistas.

En esas conversaciones, tanto vascos como catalanes manifestaron su predisposición a apoyar al PSOE antes que dar alas al PP en unas nuevas generales, por lo que las posibilidades del secretario general de ser candidato “son más amplias” que tras el 20-D.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··