Miércoles 13/12/2017. Actualizado 13:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Fuentes socialistas lo vuelven a confirmar ahora

El pacto de Pedro Sánchez para formar Gobierno con Podemos y nacionalistas que sí existió

Fue una exclusiva de ECD adelantada en septiembre. Jordi Sevilla, que no estaba al tanto de lo que ocurría en el PSOE, lo califica en su último libro de "intoxicación informativa"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Jordi Sevilla, ex asesor económico del PSOE y ex ministro de Economía, publica un libro sobre su última etapa en el partido en el que, entre otras cosas, califica de “intoxicación informativa” la noticia, adelantada por El Confidencial Digital, de que Pedro Sánchez tenía prácticamente pactado un Gobierno de concentración con Podemos y los nacionalistas vascos y catalanes. Pero el pacto existió, y solamente se impidió provocando de urgencia el Comité Federal en el que Sánchez tuvo que dimitir.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

Jordi Sevilla, asesor económico de Pedro Sánchez cuando ocupaba la secretaría general del PSOE, se encuentra ahora parapetado en Llorente&Cuenca, como vicepresidente. En esa consultora ha formado parte, entre otras cosas, del equipo de asuntos públicos que se ha ocupado de la defensa de los intereses de BBVA en el conflicto de las cláusulas suelo.

Ya en 2009 abandonó el escaño, para convertirse en consultor sénior de Price Waterhouse Coopers, donde durante seis años asesoró a empresas y administraciones y dirigió el proyecto ‘España 2033’. Volvió a la política en 2015, con Pedro Sánchez, creyó que podría ser ministro de Economía, el proyecto ha salido mal y de nuevo ha retornado a la empresa privada.

Estrafalaria teoría”

En su nuevo libro, ‘Vetos, pinzas y errores: por qué no fue posible el Gobierno del cambio’, que sale a la calle a finales de marzo, centrado en su etapa junto a Pedro Sánchez, Jordi Sevilla califica la noticia de la inminente la formación de un Gobierno, presidido por Sánchez, con PSOE, Podemos y los independentistas vascos y catalanes (posteriormente denominada “Operación Frakenstein”), como “uno de los asuntos más turbios ocurridos durante esos días”.

Afirma que esa “estrafalaria teoría” fue un intento de desestabilizar a Pedro Sánchez, para presentarlo como “un aventurero irresponsable”. Y cita a El Confidencial Digital como origen de la noticia.

En efecto, el 28 de septiembre ECD publicó en exclusiva la siguiente información: Pedro Sánchez tiene al alcance de la mano ser presidente del Gobierno”, ya que contaba con los apoyos de Podemos, Convergencia y PNV, y así tenía previsto trasladarlo al rey en las consultas para la investidura.

Personas del equipo de Pedro Sánchez

El 10 de octubre, El Confidencial Digital confirmó de nuevo que Pedro Sánchez había estado muy cerca de convertirse en presidente del Gobierno porque, en las semanas previas al Comité Federal de octubre, él y su equipo habían contactado con Pablo Iglesias, Francesc Homs y Oriol Junqueras y acordado conformar, junto al PNV, una mayoría de 178 escaños que le habría garantizado la investidura.

Las fuentes que informaron a ECD eran personas del equipo íntimo del secretario general, que confirmaron las opciones de formar ese Gobierno del PSOE con el apoyo de Podemos y los nacionalistas. Y en octubre volvieron a confirmarlo, con una respuesta contundente: “Las conversaciones estaban muy avanzadas. Lo tuvimos en nuestra mano”.

La información añadía que Pedro Sánchez era consciente de la oposición que esa fórmula iba a encontrar entre los barones regionales: sabía que podía ser rechazada en el Comité Federal, y, para saltarse esos obstáculos, su plan era recurrir directamente al voto de la militancia.

Tales planes llegaron a conocimiento de los principales dirigentes del PSOE, que se anticiparon forzando de urgencia la celebración el Comité Federal el 1 de octubre, que acabó con la dimisión de Pedro Sánchez.

Otras confirmaciones

Otros medios confirmaron esos días la existencia del acuerdo para formar un Gobierno PSOE-Podemos-nacionalistas, como es el caso de La Vanguardia, que sin embargo añadió que el plan no era inminente.

El PSOE de Castilla La Mancha mostró públicamente también su convencimiento de que Pedro Sánchez "tenía un plan oculto para pactar con independentistas que quieren romper España".

Y el portavoz del PNV en el Senado, Jokin Bildarratz, reconoció que los “colaboradores de Sánchez”, a un día del Comité del 1 de octubre, estaban trabajando por un Gobierno alternativo integrado por el PSOE, Podemos, los nacionalistas catalanes y los vascos.

El propio Pedro Sánchez, durante la entrevista de ‘Salvados’, en LaSexta, admitió que mantuvo conversaciones con formaciones independentistas para formar un Gobierno: “Reconozco que hubo conversaciones con los independentistas catalanes”.

Jordi Sevilla no se enteraba

En el libro, Jordi Sevilla afirma: “En lo que yo conozco... la llamada pomposamente operación Frankenstein nunca existió”.

Sin embargo, reconoce que a partir de septiembre su interlocución con Pedro Sánchez bajó, y que se redujo a breves conversaciones. Es decir, que no tenía información.

A este respecto, fuentes del PSOE, que cita José Antonio Zarzalejos, han manifestado ahora que Sevilla “nunca perteneció al circuito A, sino al B de Sánchez”. Y por tanto desconocía muchas iniciativas del secretario general, como las conversaciones de Mónica Oltra con Esquerra por recomendación del secretario general, y también que la autora de un documento sobre una solución para Cataluña fue Meritxell Batet.

Esas fuentes socialistas se ratifican en la convicción de que Sánchez intentó un Gobierno Frankenstein.

El Confidencial Digital puede confirmar que sus fuentes, que informaron a ECD y le permitieron desvelar ese plan de un Gobierno PSOE-Podemos-nacionalistas, pertenecían al círculo íntimo de Pedro Sánchez, al llamado “circuito A”.

Es decir, los que, al contrario que Jordi Sevilla, sí sabían lo que estaba ocurriendo en el PSOE.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··