Lunes 23/10/2017. Actualizado 14:03h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Se plantea también ir contra Susana Díaz y Patxi López

Pedro Sánchez tiene ya candidatos “ganadores” para recuperar poder territorial

Sus apuestas son José Manuel Franco en Madrid; Manuel González Ramos en Castilla-La Mancha; Adrián Barbón en Asturias; y Susana Sumelzo en Aragón

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pedro Sánchez se ha marcado como principal objetivo sacar adelante el congreso federal de junio con el mayor apoyo posible a su propuesta de ejecutiva. No obstante, ya empieza a mirar, por el rabillo del ojo, los procesos regionales que vendrán después. Y, aunque quiere evitar una nueva crisis interna, sí intentará derrocar a líderes autonómicos que, a su juicio, pueden erosionar al PSOE.

Pedro Sánchez y Susana Sumelzo. Pedro Sánchez y Susana Sumelzo.

Según explican a El Confidencial Digital miembros del equipo de Pedro Sánchez, el nuevo secretario general da por hecho que, tras su triunfo en las primarias, y la consiguiente debacle de los barones que apoyaron a Susana Díaz, la militancia va a pedir candidaturas alternativas en los congresos regionales. Y él apoyará las más relevantes.

Partiendo de la consigna de que “la militancia tendrá la última palabra”, Sánchez cuenta con apoyos importantes de cargos del partido en importantes regiones. Unos cargos con los que cuenta para que se postulen a líderes autonómicos del PSOE en federaciones cuya dirección actual se ha debilitado después de las primarias.  

Candidatos “ganadores” en cuatro regiones

En ese grupo estarían las actuales ejecutivas de Madrid, Castilla-La Mancha, Asturias y Aragón, lideradas por Sara Hernández, Emiliano García-Page, Javier Fernández y Javier Lambán, respectivamente. Todos ellos, además, con rivales sanchistas que considerados “candidatos ganadores” en los congresos regionales. Son los siguientes:

-- José Manuel Franco. Portavoz adjunto del PSOE en la Asamblea de Madrid, ha sido el principal apoyo de Pedro Sánchez en Madrid. El secretario general venció en las primarias en la capital después de ver cómo Sara Hernández, líder regional que él mismo impulsó, optaba por apoyar a Patxi López en vez de a él. Ahora, apoyará a Franco frente a Hernández porque le ha demostrado “poder orgánico” y porque la actual secretaria regional está más cuestionada que nunca.

-- Manuel González Ramos. Secretario provincial del PSOE de Albacete, convirtió dicha provincia en el feudo de Pedro Sánchez en cuanto a la recogida de avales se refiere. Su oposición frontal a Emiliano García-Page ha movilizado el voto sanchista y contrario a Susana Díaz en toda la región. A día de hoy, es considerado un claro aspirante a la secretaría regional del PSOE de Castilla-La Mancha.

-- Adrián Barbón. Alcalde de Laviana, se ha convertido en uno de los principales apoyos de Sánchez en Asturias. Desde el principio, estuvo muy implicado en impulsar en el Principado la campaña del nuevo secretario general para las primarias del 21 de mayo, y cuenta con el respaldo de la militancia y de los sindicatos. El primer edil es la alternativa a la candidatura de Adriana Lastra, cuyo nuevo rol en la ejecutiva nacional del PSOE le impedirá ser ella la que le dispute el liderazgo al candidato que impulse Javier Fernández, que ya ha anunciado que no se presentará a la reelección.

--Susana Sumelzo. Diputada por Zaragoza y una de las principales portavoces de la candidatura de Pedro Sánchez en los últimos meses. Movilizó a la militancia y a los cargos intermedios en Aragón para que el madrileño se impusiera también en Aragón durante las primarias. Es una clara amenaza para Javier Lambán, ya que, además del respaldo de la militancia, contará con un cargo en Madrid que afianzará aún más su candidatura. 

Sánchez se lo piensa con Díaz y Puig

La ofensiva de los afines de Pedro Sánchez en estas cuatro regiones tiene que ver con la mayor probabilidad de éxito con respecto a otras comunidades autónomas y a la hostilidad que el nuevo secretario regional ha recibido, después de su triunfo, en las federaciones de Asturias y Aragón.

En este sentido, las fuentes consultadas destacan que en otras direcciones regionales, consideradas afines a Susana Díaz, como son Extremadura y la Comunidad Valenciana, la reacción ha sido positiva, y tanto Guillermo Fernández Vara como Ximo Puig han optado por pactar una lista de delegados al congreso en la que se ha respetado el resultado de las primarias.

Esa actitud, unida a la falta de un candidato alternativo de peso en Extremadura, hace que Sánchez no piense impulsar en la región a un rival de Fernández Vara.

En la Comunidad Valenciana, sin embargo, no lo tiene tan claro, ya que José Luis Ábalos sería un oponente de peso para Puig. No obstante, explican las fuentes consultadas, el secretario general “no quiere abrir un frente contra Ximo después de todo lo que ha ocurrido”.

En cuanto a Andalucía, el entorno de Sánchez explica que a día de hoy, no existe una “apuesta clara” para presentar un candidato alternativo a Susana Díaz, aunque esa posibilidad no se descarta del todo. En las próximas semanas, y también teniendo en cuenta lo que ocurra en el congreso federal, se tomará una decisión.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·