Miércoles 21/02/2018. Actualizado 12:56h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Irán por separado a las generales

Las claves de la ruptura Podemos-IU: Pablo Iglesias se cansó de esperar a Alberto Garzón

El líder de Izquierda Unida no logró convencer a los suyos para el trasvase a la formación morada. Discrepancias por los plazos para aprobar las listas y acusaciones de “marginación” en los puestos de salida

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

“Ha sido la crónica de una muerte anunciada”. Así definen desde Podemos la ruptura del pacto entre Pablo Iglesias y Alberto Garzón para ir juntos a las elecciones generales. El líder de IU no consiguió convencer a los suyos para que se integraran las listas de la formación morada después de presentarse a las primarias de Ahora en Común, y el ex profesor de la Complutense se cansó de esperar.

Pablo Iglesias observa atentamente a Alberto Garzón. Pablo Iglesias observa atentamente a Alberto Garzón.

Estaba todo preparado desde hacía meses, pero faltaba lo más importante: que los dirigentes de Izquierda Unida aceptaran el pacto sellado entre Pablo Iglesias y Alberto Garzón. Ambos, tal y como se informó en estas paginas, acordaron que miembros de IU se presentaran a las primarias de Ahora en Común para completar las listas de Podemos, pero “había mucha gente que no estaba por la labor de eso”.

Así lo explican a El Confidencial Digital personas bien situadas en Podemos, que añaden: “Garzón no ha podido imponerse dentro de su partido, por lo que era imposible llegar ya a cualquier tipo de acuerdo”.

En IU no querían “someterse a Podemos”

Esos problemas del líder de IU para convencer a los suyos son confirmados por Izquierda Unida. Las fuentes consultadas por ECD aseguran que “muchos no estábamos dispuestos a participar en proceso de primarias para, después de ganarlo, entrar en listas electorales cuyos puestos de salida ya estaban siendo ocupados por Podemos”.

En ese sentido, desde IU aseguran que, en Madrid, “los puestos 2 al 9, que siguen a Iglesias, ya estaban decididos de antemano, por lo que a nosotros nos tocaban las sobras”.

Esa situación, añaden, se iba a dar en la mayoría de circunscripciones, salvo en Málaga -con Garzón como cabeza de lista- y en aquellas donde Podemos no ha logrado todavía tener personas de relevancia.

Iglesias se cansó de esperar

Pablo Iglesias era consciente de las dificultades por las que iba a atravesar Garzón para convencer a los dirigentes de su partido. Por eso, en julio decidió aceptar el “tiempo” que le pidió el líder de IU, pero bajo una condición: tener las listas preparadas para finales de octubre.

Una vez conocido que Ahora en Común no celebraría las primarias en las que iban a participar los candidatos de IU hasta el 20 de octubre, el líder de Podemos decidió romper con el portavoz de Izquierda Unida en el Congreso.

En su decisión, argumentó que Podemos necesitaba tener candidatos ya fijados en noviembre para iniciar ya la campaña electoral, algo que no era posible con las primarias de Ahora en Común y con las exigencias que planteaban los candidatos de IU a ese proceso.

Desde Izquierda Unida explican que el partido prefería constituir “candidaturas de unidad” con los comicios más próximos, tal y como se hizo en los ayuntamientos. Además, “solo pedíamos ser tratados de igual a igual por Podemos”.

Cada uno por su lado

Con la ruptura del pacto de Pablo Iglesias y Alberto Garzón, tanto Podemos como Izquierda Unida acudirán por separado a las elecciones generales.

El partido morado, sin embargo, si abrirá sus listas a otras formaciones o movimientos de izquierda. Ha llegado a un acuerdo con Equo para integrar a Juan López Uralde en una de sus candidaturas, y también con la Convocatoria por Madrid de Tania Sánchez.

IU, por su parte, no cambia su hoja de ruta y buscará una confluencia de plataformas progresistas presentándose en las primarias de Ahora en Común. Una vez celebrado ese proceso, los candidatos elegidos elegirán el nombre con el que se presentan a los comicios de diciembre.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··