Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Prácticas de tiro de una fragata inglesa en aguas españolas, ocultación de un barco con armas para Argelia, expulsión de la patrullera ‘Atalaya’. Gibraltar intensifica los desafíos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La relación entre España y Gibraltar ha llegado a su punto máximo de tensión durante el mes de mayo. Las prácticas de tiro de una fragata británica en aguas españolas del Estrecho han sido la ‘guinda’ a una serie de desplantes protagonizados por las autoridades del Peñón que han molestado en el seno de Exteriores.

Según las fuentes consultadas por El Confidencial Digital, el Gobierno de Peter Caruana ha protagonizado, durante las últimas semanas, una serie de desafíos y desplantes hacia España que “han sorprendido por su atrevimiento y reiteración”.

Tal ha sido la presión por parte de Gibraltar, que hasta el ministerio de Asuntos Exteriores se ha visto obligado a responder, a través de cartas, a los ‘ataques’ procedentes del Peñón. Éstas han sido las actuaciones que han causado la indignación de las autoridades españolas:

--La Royal Navy se enfrenta a la patrullera ‘Atalaya’. El 3 de mayo, la embarcación española se vio asediada por lanchas neumáticas británicas y la patrullera ‘Sabre’ por navegar en “aguas fuera de su jurisdicción”. El ‘Atalaya’ se había desplazado hacia la zona oriental del Estrecho para exigir a un mercante repostando en mitad del mar que abandonara dicha actividad, pero su operación se vio interrumpida por las fuerzas gibraltareñas, que obligaron al buque español a volver a puerto.

--Cruce de acusaciones entre España y Reino Unido. A los pocos días de producirse dicho incidente, la embajada británica en Madrid mandó una queja a Exteriores por la actuación del ‘Atalaya’, que fue respondida, de forma pública por Trinidad Jiménez. La ministra anunció que había pedido, también por escrito, que cesase la presión de la policía gibraltareña a las patrullas de la Guardia Civil.

--Pruebas de un Harrier español. El 11 de mayo, un Harrier despegó desde la cubierta del buque de proyección estratégica Juan Carlos I, inmerso en un crucero de prueba. Era la primera vez que un Harrier despegaba de dicha cubierta, y el hecho de que el avión sobrevolara el Estrecho fue recibido como un “golpe de autoridad” por parte de autoridades españolas.

--Secretismo del Peñón con el carguero ‘Danica Brown’. Una semana después, llegó al puerto de Gibraltar un buque de origen danés con una mercancía sin identificar. A los dos días, el Gobierno del Peñón conoce que en el interior del ‘Danica Brown’ hay armas con destino a Argelia, pero no informa a España, pese a que el buque navegó por el límite territorial gibraltareño e interrumpió maniobras de la Guardia Civil. Ante dicha ocultación, el puerto de Algeciras no permitió atracar al buque cuando éste lo solicitó.

--Prácticas de tiro en aguas españolas de la fragata HMS Portland. El viernes 27, Gibraltar recibió al buque de guerra británico, que permanecerá en el peñón hasta la semana que viene. En ese periodo, la Guardia Civil ha visto a los soldados de la Royal Navy realizar prácticas de tiro en aguas españolas.

Una buena noticia para España

Pese a estas medidas de presión por parte de Gibraltar, el Gobierno español recibió, el miércoles 1 de diciembre, una “gran noticia” por parte de la Unión Europea.

Ese día, el Tribunal General de la UE informó que rechazaba el recurso interpuesto por Peter Caruana contra la el dictamen de Bruselas de inscribir como espacio protegido español la zona marítima conocida como ‘Estrecho Oriental’, reconociendo una vez más dichas aguas como “de soberanía española”.

Ese dictamen, según las fuentes consultadas por este diario, “servirá para que Gibraltar se piense dos veces atacar o expulsar a nuestras fragatas o guardias civiles de nuestras propias aguas”. No obstante, creen que Caruana volverá a las andadas: “No persistirá en su empeño, y menos ahora que allí también están de elecciones”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·