Jueves 23/11/2017. Actualizado 09:56h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

No fue una salida voluntaria

Presidencia y Alfonso Alonso forzaron la dimisión de Pilar Farjas como secretaria general de Sanidad

El nuevo ministro tuvo en cuenta la opinión de los colectivos médicos. En Moncloa no gustó que la número dos de Mato no quisiese dar la cara durante la crisis del ébola

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pilar Farjas no renunció a la secretaría general de Sanidad, tal y como se anunció la semana pasada. Fue el nuevo ministro, Alfonso Alonso, el que pidió ese cese. El ex portavoz del PP en el Congreso tuvo en cuenta la opinión de los colectivos médicos y también de Moncloa, donde la número dos de Ana Mato había perdido todo el crédito después de “esconderse” durante la crisis del ébola.

Pilar Farjas y Ana Mato. Pilar Farjas y Ana Mato.

El pasado jueves, 4 de diciembre, se hizo oficial la salida de Pilar Farjas como secretaria general de Sanidad. La versión dada por el ministerio es que la número dos de Mato había presentado su dimisión ante Alfonso Alonso, algo que la propia Farjas también aseguró al colectivo médico en la carta de despedida que redactó: “He trasladado al ministro mi deseo de retornar a Galicia y a mi actividad profesional”.

Pues bien. Según explican a El Confidencial Digital fuentes gubernamentales cercanas a Sanidad, la marcha de Farjas no fue, en absoluto, voluntaria. La decisión de su cese corrió a cargo del nuevo ministro, Alfonso Alonso, que pactó con la propia ex secretaria general del Ministerio una “salida digna”, dejando que pareciera una decisión de la propia Farjas.

Enfrentada con todo el sector médico

En la decisión del nuevo ministro tuvo mucho que ver la mala relación que la número dos de Mato tenía con el sector.

A Alonso ya le habían llegado, días atrás, opiniones de importantes responsables sanitarios en contra de la propia Farjas, que ha ido perdiendo apoyos de forma paulatina durante los tres últimos años. Estos han sido los enfrentamientos más tensos que ha protagonizado la ex secretaria general con los profesionales médicos:

--Cambios en el Pacto por la Sostenibilidad y la Calidad del Sistema Nacional de Salud. Se firmó el 30 de julio de 2013 en el Palacio de La Moncloa, con Mariano Rajoy presente. Se trataba de un acuerdo suscrito entre el Ministerio y las organizaciones médicas. Sin embargo, con el texto ya cerrado y rubricado, Farjas introdujo una serie de modificaciones que fueron descubiertas por los profesionales del sector. Eso provocó una nueva firma del acuerdo diez días después, pero el daño ya estaba hecho.

A los pocos meses, y ante la falta de comunicación con Sanidad, el Consejo General de Colegios Oficiales de Enfermería de España se descolgó del Pacto. Su presidente, Máximo González Jurado, aseguró, tras la marcha de Farjas del ministerio, que haber mantenido a la secretaria general “hubiera supuesto la perdición de cualquier ministro porque le hubiese arrebatado su autoridad y habría seguido creando conflictos con todos”.

--Presionó para que se subieran los precios de los fármacos hospitalarios. La iniciativa fue rechazada por los profesionales médicos, que consiguieron convencer a Ana Mato de la inconveniencia de aplicar esa medida.

Sáenz de Santamaría tomó nota de la actitud de Farjas

--Quiso cobrar el transporte sanitario. La propuesta también fue rechazada por la anterior ministra después de las protestas de las organizaciones médicas.

La actual relación del ministerio de Sanidad con el sector, provocada por los enfrentamientos provocados por Farjas, ha puesto en alerta a Alfonso Alonso. El nuevo ministro, de hecho, convocó esta semana una reunión de urgencia con su equipo para pedir “un esfuerzo” para recuperar la buena sintonía con estas asociaciones. El encargado de ese cometido será Rubén Moreno, nuevo secretario general de Sanidad.

En Moncloa no gustó que no diera la cara en el ébola

Por otra parte, a Alfonso Alonso también le llegaron voces críticas contra Farjas desde el ministerio de Presidencia. En el organismo que dirige Soraya Sáenz de Santamaría no gustó, en absoluto, la actitud de la ex número dos de Ana Mato durante la crisis del ébola.

Desde Moncloa explican a ECD que se le hicieron indicaciones expresas para que saliera ella a explicar, como secretaria general de Sanidad, las medidas que se estaban aplicando desde el Ministerio.

Su respuesta, sin embargo, fue negativa: “Prefirió mantenerse de perfil en ese asunto”. Una decisión de la que tomó nota Soraya Sáenz de Santamaría.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·