Lunes 23/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Presidentes y diputados de 27 parlamentos europeos reprochan a Zapatero que no haya querido dar la cara y responder a sus preguntas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Es algo habitual que el presidente de turno de la Unión Europea responda a las preguntas que le plantean los diputados de 27 países. Pero Zapatero no lo hizo ayer, de ahí que los parlamentarios europeos salieran con una evidente sensación de malestar de la reunión que se celebró en el Congreso.

La cámara baja acogió ayer la inauguración del XLIII pleno de la Cosac, un órgano especializado en asuntos europeos y compuesto por miembros (presidentes y diputados) de los 27 parlamentos de la UE y eurodiputados de Bruselas. Esta sesión inaugural contó con la participación de José Bono, Diego López Garrido y José Luis Rodríguez Zapatero.

La intervención más esperada era precisamente la del presidente del Gobierno. Los parlamentarios franceses, italianos, alemanes, británicos y holandeses, entre otros, tenían previsto interpelar a Zapatero sobre la situación económica de España como presidente de turno de la Unión.

En todas estas reuniones, celebradas con anterioridad en los diferentes países que han presidido la UE, el primer ministro o presidente del Gobierno responde a estas preguntas que se le plantean. Pues bien, según ha podido saber El Confidencial Digital, Zapatero no quiso contestar a ninguna.

Fuentes presentes en la reunión explican que el jefe del Ejectuvo llegó al Congreso en torno a las diez de la mañana de ayer, leyó un discurso “y se fue”. Añaden que la sensación de “cabreo” de los parlamentarios europeos con la actitud de Zapatero era visible en los pasillos de la carrera de San Jerónimo.

Quien tampoco pudo acudir ayer al Congreso fue el ex presidente del Gobierno, Felipe González, que excusó el pasado viernes su asistencia “por motivos de salud”. A los parlamentarios europeos tampoco les sentó bien la no comparecencia de González, que tenía previsto presentar el estudio realizado sobre el futuro de Europa como presidente del ‘consejo de sabios’.

La organización se vio obligada a rehacer todo el programa. Pero la molestia de los parlamentarios de los 27 se debió principalmente a que Felipe González se ha comprometido a explicar su trabajo en tres ocasiones y aún no lo ha hecho. En el ambiente se comprendía su ausencia por razones de salud, pero también se comentaba que el ex presidente podía haber delegado en alguien esa responsabilidad. “Es un acto de chulería”, se llegó a comentar.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·