Martes 19/06/2018. Actualizado 18:55h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Es eurodiputado de ERC

Primer alcalde catalán que se libra de ser procesado por permitir el referéndum del 1-O

El Supremo ha investigado a Jordi Solé, edil de Caldes de Montbui, y ha constatado que no dio órdenes para la celebración de la consulta

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

A finales del mes de junio pasado, unos quinientos alcaldes catalanes participaron en el acto ‘Mundo local X referéndum’, celebrado en la Universidad de Barcelona y organizado por la Asociación Catalana de Municipios y Comarcas (ACM) y la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI).


El alcalde de Caldes de Montbui, Jordi Solé. El alcalde de Caldes de Montbui, Jordi Solé.

No sólo expresaron su conformidad con la consulta soberanista: acordaron ceder locales municipales para la celebración del referéndum con la excusa de que iban a tener lugar en ellos conferencias a cargo de entidades soberanistas. De esta manera, evitaban firmar la cesión de las salas para fines ilegales.

Investigación del TSJC

Después de que el TC declarara inconstitucional la consulta y aun así, los alcaldes manifestaran su intención de seguir adelante, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) decidió investigar a los ediles por desobedecer las resoluciones del Alto Tribunal.

Todos ellos fueron citados a declarar ante la Fiscalía y los magistrados durante el mes de septiembre. El tribunal señaló especialmente a los presidentes de la ACM y la AMI, Miquel Buch y Neus Lloveras, por haber cometido “actos inequívocos de promoción y organización” del referéndum.

Casi la mitad de estos quinientos ediles viajaron el 6 de noviembre a Bruselas a visitar a Carles Puigdemont, recién fugado a la capital belga junto a otros cuatro ex consellers para evitar personarse ante la Justicia.

El caso de Solé

Pues bien. Según ha podido saber El Confidencial Digital, pasados cuatro meses del referéndum y dos de las elecciones catalanas, sin que aún haya Govern, la Fiscalía ha solicitado el archivo de la denuncia contra uno de los alcaldes independentistas.

Se trata de Jordi Solé i Ferrnando, alcalde de Caldes de Montbui (Barcelona) y eurodiputado por ERC. Ha sido miembro activo del extinguido Diplocat y presentó las bondades económicas de una Cataluña independiente a fondos de inversión bálticos y norteamericanos.

Fuentes cercanas al Ministerio Público afirman a ECD que las pesquisas de la Guardia Civil y de la policía judicial no han podido acreditar indicios de delito en sus actuaciones.

Explican que la investigación de los agentes han determinado que Solé no ordenó la apertura de locales para la consulta ni dio facilidades para la misma. Según resultados oficiales de la Generalitat, el 1 de octubre votaron en Caldes de Montbui 7.474 personas, de un censo de 12.813; es decir, el 58% de los electores.

6.821 dieron el sí a la independencia, frente a las 485 que apostaron por el no. 126 papeletas fueron en blanco y las 42 restantes no fueron válidas.

Nueve colegios electorales

No hubo cargas por parte de la Policía ni de los Mossos en el municipio. El cuerpo autonómico permitió que se abrieran hasta nueve colegios electorales, los previstos en otros comicios: el propio ayuntamiento, el centro cultural, la biblioteca, la residencia Santa Susanna, las Casas de los Maestros, las aulas del centro Caldes Emprende, la guardería La Luna, la escuela Gigante del Pino y el instituto Manolo Hugué.

Solé, muy activo en las redes sociales, publicó varios tuits criticando la actuación policial en otras localidades de Cataluña: “Esto es imparable y todos quedarán retratado, ya que aquí no hay medias tintas: o se está con la democracia o se está con los violentos” fue uno de los mensajes que lanzó.

En Caldes de Montbui sólo se registró un incidente durante la jornada: a las seis de la tarde, los Mossos cerraron un colegio, al que estaban acudiendo a votar varios residentes de Barcelona que no habían podido acudir a las urnas, impedidos por la Policía.

Sin embargo, Solé no firmó ningún documento que permitiera la votación en locales municipales. Por tanto, no hay pruebas de que desobedeciera las órdenes del TC y el Ministerio Fiscal no puede actuar contra él. Es el primer alcalde catalán que se libra de ser procesado por permitir el referéndum del 1-O.

También te puede interesar...

Motor

¿Cómo cambiar el aceite de un vehículo sin ir al taller? Leer

Tendencias

Mudanza y trasteros, una solución a tu espacio Leer

Jurídico

El PSOE solivianta a los abogados con la reforma de las costas judiciales Leer

Estilos

Un secuestro de Zapatillas, un asalto a la Capital y ¿una televisiva aparición? Leer

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

¡Elecciones generales ya!

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··