Sábado 21/10/2017. Actualizado 14:32h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El pleno ha empezado con retraso por divergencias con la CUP

Puigdemont pide al Parlament suspender los efectos de la declaración de independencia

Asume los resultados del referéndum del 1 de octubre para convertir Cataluña en un estado propio, pero abre un período de unas semanas para “dialogar” con el Estado a través de mediadores

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

“Pedimos al Parlament que suspenda la declaración de independencia para empezar una etapa de diálogo”, “asumo el mandato de que Cataluña se convierta en un estado independiente en forma de república”...: estas han sido dos de las frases más destacadas de Carles Puigdemont en el pleno que se había convocado para declarar la independencia tras el referéndum del 1 de octubre.

Carles Puigdemont en su discurso ante el Parlament. Carles Puigdemont en su discurso ante el Parlament.

En uno de los discursos más esperados de los últimos años en España, retransmitido por medios de comunicación de todo el mundo, el presidente de la Generalitat de Cataluña ha terminando realizando una ambigua proclamación de la independencia, pero ha esquivado la declaración formal.

Carles Puigdemont ha asumido los resultados del referéndum del 1 de octubre, y los alrededor de dos millones de catalanes que según la Generalitat votaron “sí” a la secesión en ese plebiscito. Pero en una argumentación enrevesada, ha propuesto al Parlament “que suspenda los efectos de la declaración de independencia durante las próximas semanas”.

El objetivo de esta suspensión es que se puedan poner en marcha vías de diálogo, de negociación, de mediación con el Estado para llegar a un acuerdo.

Pero en un nuevo salto en esta estrategia compleja, Puigdemont ha asegurado que en 48 horas se reunirá el Govern de la Generalitat, esta vez sí para proclamar formalmente que Cataluña es un estado independiente. Es decir, no la declara este martes el Parlament, sino el Govern en dos días, y sus efectos se suspenden sin plazo concreto para tratar de que haya esa “mediación” con el Estado español.

El presidente ha hecho equilibrios para ajustarse a la Ley del Referéndum aprobada en septiembre. Ha asegurado que está “comprometido con este camino”, y ha proclamado esos resultados del 1-O que respaldan que Cataluña se convierta en “un estado independiente en forma de república”, para cumplir el plazo de 48 horas de esta norma suspendida por el Tribunal Constitucional, pero sin llegar a proclamar solemnemente la independencia.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·