Viernes 23/02/2018. Actualizado 01:17h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La fecha de la consulta se anunciará en dos meses

Puigdemont obligará a los miembros del Govern a firmar la convocatoria del referéndum para no quedarse solo

Tras el 9-N han sido procesados cuatro miembros de la antigua CiU (Artur Mas, Homs, Irene Rigau y Joana Ortega) pero ninguno de Esquerra

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Carles Puigdemont está decidido a convocar un referéndum sobre la independencia de Cataluña con o sin el consentimiento del Tribunal Constitucional. El president, no obstante, no quiere repetir los errores cometidos hace tres años por Artur Mas y piensa implicar a todos los miembros del actual gobierno de la Generalitat.

Oriol Junqueras y Carles Puigdemont. Oriol Junqueras y Carles Puigdemont.

Según explican a El Confidencial Digital fuentes próximas al Govern de Junts pel Sí, Puigdemont ha transmitido, a nivel interno, que todos los consejeros de la Generalitat tendrán que firmar, junto a él, la convocatoria de la consulta de secesión.

Esta decisión persigue que cada uno de los miembros del ejecutivo catalán se implique en la causa secesionista, tengan o no competencias sobre ella desde sus diferentes carteras. Así, a priori, consejerías como las de Cultura, Salud y Empresa no tendrían por qué participar de esta iniciativa, pero Puigdemont quiere que sea así para no ser el único señalado por la Justicia.

De hecho, la orden coincide con el anuncio de que será Junqueras, y no el president, el que cierre todos los preparativos de la consulta, por lo que el número dos del Govern también tendría, si las hubiera, responsabilidades penales si se celebrase el referéndum.

Ambas decisiones, reconocen desde la Generalitat, tienen un único objetivo: que todos los miembros del gobierno autonómico, y no solo el presidente, respondan ante la Justicia por la convocatoria de la consulta de secesión. Una circunstancia que no se dio hace tres años, cuando Artur Mas impulsó la votación del 9-N.

Que ERC, y no solo Convergència, se implique

En esa ocasión, el ex president fue el único que puso su firma en el decreto de convocatoria, aunque implicó a tres personas más de su ejecutivo: al entonces ex consejero de Presidencia,Francesc Homs; a la vicepresidenta Joana Ortega; y a la consejera de Educación, Irene Rigau, que abrió los colegios electorales durante la jornada del 9 de noviembre.

Todos ellos, incluido Artur Mas, pertenecían a la antigua CiU y han sido, a posteriori, juzgados por organizar y respaldar esa consulta independentista que había sido prohibida por el Tribunal Constitucional semanas antes.

Ahora, el objetivo de Carles Puigdemont es que Oriol Junqueras, y el resto de consejeros de Esquerra Republicana, también carguen sobre sus hombros con la responsabilidad legal de la convocatoria del referéndum. De esa forma ERC, al igual que Convergència, “se implicará de forma activa”, a diferencia de lo que ocurrió el 9-N.

Tensiones en el Govern

Esa tesis del president, no obstante, está generando tensiones internas en el Govern, debido a la participación obligatoria de una serie de consejeros que no tendrían por qué participar del referéndum independentista.

En ese sentido, las fuentes consultadas afirman que Puigdemont, más que la implicación de ERC -que ya tiene asegurada con la participación de Junqueras- busca que consejeros de Convergència, que se han mostrado “fríos” con el desafío soberanista, “se descubran”y decidan si realmente quieren, o no, celebrar la consulta en Cataluña. 


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··