Viernes 15/12/2017. Actualizado 13:13h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Disolverá el Parlament para anunciar elecciones antes del verano

Puigdemont incluirá en los presupuestos partidas para realizar el referéndum independentista

Era una condición de la CUP para darle su apoyo en la moción de confianza y a las cuentas del próximo año

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Carles Puigdemont lo tiene todo atado y bien atado. Sabe que la CUP va a darle su apoyo en la moción de confianza y también en los presupuestos de 2017. A cambio, el presidente de la Generalitat tendrá que incluir una partida para la celebración del referéndum independentista y aprobar la Ley de Transitoriedad Jurídica.

Carles Puigdemont, anunciando en el Parlament la cuestión de confianza. Carles Puigdemont, anunciando en el Parlament la cuestión de confianza.

Según explican a El Confidencial Digital cargos del gobierno de Junts pel Sí, Puigdemont y la CUP tienen prácticamente cerrado un acuerdo para garantizar la estabilidad del actual ejecutivo autonómico hasta el verano de 2017, cuando está prevista la disolución del Parlament y la convocatoria de nuevas elecciones.

Así las cosas, la CUP garantiza al govern el apoyo al presidente en la moción de confianza que se celebrará el próximo día 28 y, además, votará a favor de los presupuestos que presentará la Generalitat para 2017. Todo ello, eso sí, a cambio del cumplimiento de una serie de exigencias planteadas por el partido de extrema izquierda.

Dinero para un nuevo referéndum

Además de la implantación de nuevos impuestos para las rentas más altas, la CUP ha exigido destinar una partida presupuestaria a la celebración de un referéndum independentista, en el que consultar a la ciudadanía el nuevo modelo de Estado para una Cataluña separada de España.

La consulta, explican las fuentes consultadas, forma parte de la hoja de ruta de Puigdemont para lograr la independencia, junto a las tres leyes de desconexión con España.

En este sentido, argumentan desde el ejecutivo autonómico, “si hay dinero previsto para sacar adelante esos procesos legislativos, también ha de haberlo para consultar a los catalanes sobre el nuevo Estado”.

La Ley de Transitoriedad Jurídica, clave

Con el proyecto del referéndum independentista blindado y los presupuestos aprobados, la prioridad de Puigdemont será dar desarrollo normativo a la llamada Ley de Transitoriedad Jurídica, en la que Cataluña pasará de “obedecer” las normas españolas, incluida la Constitución, a crear su propia jurisdicción.

Esa ley, las más relevante de las tres consideradas de “desconexión”, se aprobará, explican desde la Generalitat, en torno al mes de junio. Será entonces, una vez que el Parlament le haya dado el visto bueno, cuando Puigdemont disuelva la Cámara autonómica y anuncie “nuevas elecciones para elegir gobierno de un Estado nuevo”.

La estrategia de Junts pel Sí pasa por saltarse al Tribunal Constitucional al aprobar esa ley, y que éste solo pueda actuar ya con un Parlament disuelto. Es decir, “que se convoquen elecciones en pleno proceso de ruptura con España”.

Con esa hoja de ruta, se persigue dejar sin margen de maniobra al Gobierno central y al TC que, no obstante, puede invalidar la ley. De hacerlo, añaden las fuentes consultadas, “lo hará con un Parlament disuelto, por lo que la revocación de la misma no se trataría hasta la formación del nuevo gobierno”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··