Miércoles 13/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Escrito por Antonio Fernández, periodista de investigación

“Pujol&Puig”, un libro demoledor sobre los negocios sospechosos de las grandes familias nacionalistas catalanas

Los hijos de Pujol junto con Jordi Puig, hermano del conseller Felip Puig, tienen intereses en 170 empresas y dinero en numerosos paraísos fiscales afirma el autor

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cataluña es una autonomía española, pero sobre todo un cortijo de la familia Pujol  y  del “negocio nacionalista y sus numerosas familias”. Es el resumen del libro de periodista Antonio Fernández titulado “Pujol&Puig”, publicado por La Esfera de los Libros y que está ya en la tercera edición. 


La familia Pujol. La familia Pujol.

El titulo se toma de dos apellidos ilustres del nacionalismo catalán: Jordi Pujol Ferrusola y Jordi Puig Godes, el primero hijo mayor del ex Honorable, el segundo hermano de Felip Puig, actual conseller de Empresa de la Generalitat.

Dado su contenido, muy pocos medios de comunicación de Cataluña se han hecho eco del libro, del que apenas nadie habla. Sólo algún medio ha roto el cerco, con la emisora RAC 1, del  Grupo Godó, y el autor ha hablado también en alguna radio. Cabeceras importantes, como La Vanguardia, El Periódico (donde el autor, Antonio Fernández trabajó muchos años) y Avui han optado por el silencio.

Jefe de gobierno en la sombra

“Pujol&Puig” cuenta las andanzas  de esa pareja de Jordis, un emblema de  lo que fueron 23 años de pujolismo. En ese virreinato se forraron  los Pujol, pero también un ramillete de familias como los Puig, Surroca y un largo etc. de las sagas burguesas nacionalistas. Todas –afirma- se han pasado al soberanismo como si hubieran firmado un seguro de vida o un blindaje contra la cárcel.

Lo más escandaloso del libro es la confirmación de que Jordi Pujol Ferrusola fue en Cataluña un jefe de gobierno en la sombra, que, al final del mandato de su padre, ninguneaba y daba órdenes a Artur Mas y a los consellers mientras “dinamizaba” negocios con mucha y misteriosa liquidez financiera.  De este jefe de gobierno bis solo se libró al final Artur Mas, que sin embargo fue testigo cercano, si no algo más, de la ingente “dinamización financiera” de la familia Pujol.

Antonio Fernández es un veterano periodista de Barcelona afronta el reto de describir en su libro una demoledora crónica del “nacionalismo catalán como negocio”, en el que los dos protagonistas son Jordi Pujol Ferrusola y Jordi Puig Godes. Pero la nómina de  arribistas y negociantes que aparece es mucho mayor: todo el rosario de familias nacionalistas que  accedieron a concesiones públicas bajo el mandato de Pujol. Se cuenta que, a cambio del dinero público, se dedicaron a blindar los bolsillos de los Pujol con la tapadera de  “informes” y “asesorías” fantasmales.

Doscientas empresas

Entre las familias Pujol y Puig manejaron y manejan casi 200 empresas de todo tipo en esas décadas. Solo los Pujol tenían intereses en 100 empresas y los Puig en otras 70, al menos que se sepa. Las dos familias han movido tanto dinero y “dinamizado” tantos negocios que no han podido borrar todas las pistas, justamente las que la policía, jueces y fiscales están siguiendo. De esos hilos tira Antonio Fernández para seguir la pista del dinero. Apunta que es imposible cuantificar los millones que han pasado por sus manos  (entre 1.000 y 1.500 millones de pesetas), un dineral escondido a través de testaferros, empresas fantasmas, fiduciarios, hombres de paja y  cuentas en media docena de paraísos fiscales.

Jordi Pujol y Jordi Puig tienen cuentas pendientes con la justicia. Jordi Pujol hijo con la Audiencia Nacional, por delitos del blanqueo de capitales,  y Jordi Puig con la justicia de la República Dominicana, donde está reclamado judicialmente por estafar a un empresario argentino.

No obstante ambos viven y viajan con desahogo. Los dos rozan el milagro financiero, ya que han hecho negocios en medio mundo, sin que nadie supiera de donde salía ese río de dinero líquido que manejaban. Han ha hecho negocios, que se sepa, en 20 países de África, Oriente Medio, Centro y Sudamérica, además de jugosas operaciones en Rusia y México. Han movido ingentes cantidades de dinero a través de Andorra, la City de Londres y varios paraísos fiscales.

Josep, Oleguer y Oriol

En muchos  negocios estuvo también su hermano Josep Pujol, que también se había beneficiado de contratos al calor de la Generalitat. Elegido en principio para ser el heredero político de Jordi Pujol padre, fue sin embargo un heredero fallido. Por eso la familia promovió a Oriol, el menos listo de la familia. Oriol fue pillado por la policía en el caso de las ITV, a propósito de un concurso público con jugosas mordidas, “al más puro estilo Pujol”, afirma el autor.

Oleguer Pujol, otro de los dinamizadores de negocios de la familia, ha movido ingentes cantidades de dinero a través de  media docena de paraísos fiscales, por lo que tendrá que responder ante la Audiencia Nacional de  posibles delitos de blanqueo de capitales.

Tampoco escapa al fervor dinamizador y financiero  la madre de familia, Marta Ferrusola, propietaria de una empresa de jardinería que terminó quebrada. Los Pujol son grandes dinamizadores y misteriosamente la empresa resucitó. El milagro lo hizo Lluis Prenafeta, factótum de los gobiernos de Pujol y su brazo derecho, que repuso el capital necesario con bastante facilidad.      

“Pujol&Puig” dibuja una Cataluña que más bien semeja Sicilia o una república bananera  de África o del Caribe. Por cierto, el Caribe y África son regiones del mundo que aman mucho Jordi Pujol Ferrusola y Jordi Puig Godes, tanto como México o Rusia. Tiene que ver con los jugosos negocios realizados allí con ingente dinero líquido de misteriosa procedencia. El autor del libro no acredita que ni a Pujol ni a Puig les tocara nunca la lotería, por lo que deduce que se trata, sin duda, de un milagro de “dinamización financiera”, un caso atípico y digno de estudio de las escuelas de negocios de todo el mundo, concluye.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··