Lunes 11/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El presidente ha empezado a diseñar el nuevo Gobierno

Rajoy piensa en De Guindos como súper-ministro económico y busca Cartera para Cospedal

La salida de Montoro permitirá fusionar Hacienda con Economía. Margallo quiere seguir. Fernández Díaz puede quedarse fuera

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mariano Rajoy inició, a mediados de la semana pasada, conversaciones con los principales partidos para formar Gobierno. Sabe que el PSOE rechaza la gran coalición, pero cuenta con Ciudadanos  como una de las vías para continuar en La Moncloa. Y, mientras concreta un acuerdo de investidura, el presidente en funciones está diseñando ya el próximo Ejecutivo porque considera que volverá a gobernar.

Luis de Guindos y Mariano Rajoy. Luis de Guindos y Mariano Rajoy.

Según revelan a El Confidencial Digital fuentes gubernamentales bien situadas en Moncloa, Rajoy ya conoce el futuro de la mayoría de los ministros que forman ahora el Ejecutivo, tanto de los que se mantendrían si mantiene el Gobierno, como los que se marcharán. Algunos de estos últimos, de hecho, ya habrían expresado su voluntad de no repetir en la siguiente Legislatura.

La idea del presidente es “cambiar algunas piezas”, aunque el alcance final de esos movimientos dependerá si Ciudadanos decide finalmente entrar o no en el Gobierno.

Adiós a Montoro y Alonso... y suena Echániz

Independientemente de eso, Rajoy está decidido a remodelar su Gabinete, introduciendo caras nuevas y dando mayor responsabilidad a algunos de los ministros que ya están dentro. Éstos son los movimientos en los que piensa Rajoy:

Para la llegada de nuevos ministros, otros tendrán que hacer “hueco”. Y, a día de hoy, en Moncloa dan por seguras dos salidas: la de Cristóbal Montoro y la de Alfonso Alonso.

El titular de Hacienda ya ha afirmado, en repetidas ocasiones durante los últimos meses, que su intención es no repetir como ministro en la nueva Legislatura. Rajoy, consciente del desgaste que ha sufrido Montoro en los últimos cuatro años, no le forzará para que se quede. Además, es uno de los descartes que suele plantear Ciudadanos, posible socio de Gobierno.

Alfonso Alonso ha sido nominado por Mariano Rajoy como candidato a lehendakari en las elecciones vascas, previstas para el próximo mes de octubre, circunstancia que le descarta para repetir como ministro de Sanidad. Una cartera para la que suena, desde hace varios meses, José Ignacio Echániz, ex consejero de Sanidad en el gobierno de Cospedal en Castilla-La Mancha.

De Guindos, súper-ministro económico

Con la marcha de Montoro, el presidente está dándole vueltas a la idea de volver a crear un súper-ministerio de Economía en el que quede integrado Hacienda.

En 2012, cuando él llegó a La Moncloa, existía una cartera para las dos áreas, dirigida por la socialista Elena Salgado. No obstante, la situación económica y la necesidad de reducir el déficit en la Administración provocaron que Rajoy optara por crear un ministerio propio para Hacienda. Ahora, el jefe del Ejecutivo considera que la situación ha cambiado y que ambos departamentos se pueden fusionar.

Y, para ese nuevo ministerio de Economía y Hacienda, el presidente piensa en Luis de Guindos. Candidato a presidir el Eurogrupo y con un pie fuera del Ejecutivo hace meses, ahora “su prioridad es quedarse en el Gobierno, y para eso ha trabajado en los últimos meses”, explican desde Moncloa.

Las mismas fuentes aseguran que  De Guindos es uno de los ministros que más se ha involucrado en la campaña electoral, y además, ha demostrado que puede llevar dos carteras porque ha asumido con éxito las competencias de Industria tras la dimisión de José Manuel Soria.

Esas dos circunstancias, unido a su renuncia a aspirar a cotas más altas, a través de la “operación Mario Monti”, de la que se habló en estas páginas, ha convencido a Mariano Rajoy para tenerle en cuenta de cara a la próxima legislatura.

Cartera importante para Cospedal

Una de las decisiones que ya ha tomado Rajoy, de cara a la formación de ese nuevo Gobierno, es incorporar a María Dolores de Cospedal, y en una cartera “importante”, puesto que la considerarla uno de sus principales apoyos.

La actual secretaria general del PP ya tuvo en 2012 opciones serias de entrar en el Gobierno, pero entonces era presidenta de Castilla-La Mancha y prefirió mantenerse en el cargo. Ahora, explican fuentes próximas a la dirigente popular, estaría “encantada” de entrar en el Ejecutivo, además de conservar la presidencia del partido en la región.

En cuanto a su cargo como número dos del PP, las fuentes consultadas afirman que en el próximo congreso nacional se elegirá una nueva ejecutiva en la que ella, al formar parte del Gobierno, ya no estará.

Fernández Díaz y Margallo, en la cuerda floja

Dos de los ministros que tienen complicado seguir, aunque estarían más que dispuestos, son Jorge Fernández Díaz y José Manuel García-Margallo. Ambos han sido, durante los últimos cuatro años, asesores de cabecera de Rajoy. No obstante, en los últimos meses el presidente ha perdido la confianza en ellos y ha marcado distancias.

Desde el entorno del titular de Exteriores se asegura que Margallo “quiere quedarse”, pero no ha recibido garantías de ello por parte de Moncloa. Él considera que tiene opciones tanto de irse como de mantenerse, aunque reconoce que, con la entrada de Ciudadanos, estaría más blindado porque para Albert Rivera es uno de los ministros imprescindibles.

A Jorge Fernández Díaz, por su parte, le está perjudicando su gestión al frente del Ministerio en los últimos meses, con decisiones polémicas como el nombramiento de Marhuenda como comisario honorífico, y sobre todo su incapacidad para cerrar una guerra de comisarios que ha provocado, entre otras cosas, la filtración de su conversación con el director de la Oficina Antifraude de Cataluña.

A raíz de este suceso, altos cargos de Moncloa han aconsejado a Rajoy que no incluya al ministro del Interior en su próximo Ejecutivo. Otros, sin embargo, recomiendan lo contrario al presidente: “Es mejor tenerlo de tu parte que en contra”, le advierten.

Soraya y Ana Pastor, valores seguros

En cuanto al resto de integrantes del actual gobierno de Rajoy, en Moncloa se da por descontada la continuidad de Soraya Sáenz de Santamaría y de Ana Pastor. Ambas cuentan con la máxima confianza del presidente y son consideradas por el presidente como “valores seguros” para la próxima legislatura.

El futuro de Isabel García Tejerina y de Íñigo Méndez de Vigo, dos ministros que se incorporaron a mitad de legislatura, es más incierto, aunque están dispuestos a seguir.

Por último, en Moncloa han asumido ya la marcha de Pedro Morenés que, tal y como era su deseo, no continuará al frente de Defensa.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··