Jueves 24/05/2018. Actualizado 14:54h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

La ex presidenta de la Comunidad se resiste a abandonar su despacho en la sede regional

Rajoy impondrá una gestora en el PP de Madrid

Génova descarta la continuidad de Cristina Cifuentes al frente del partido, pero tampoco va a convocar un congreso extraordinario para evitar una guerra civil a 13 meses de las autonómicas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

“Ha hecho lo que tenía que hacer”. Así reaccionó Mariano Rajoy a la dimisión de Cristina Cifuentes. El presidente, no obstante, espera aún otra renuncia de la ex dirigente autonómica: la de su puesto al frente del PP de Madrid. En Génova dan por hecho que ésta finalmente se producirá, pero descartan un congreso extraordinario para evitar una “guerra civil” antes de las elecciones.

Rajoy, en un acto del PP de Madrid. Rajoy, en un acto del PP de Madrid.

La celebración de un cónclave de esas dimensiones, que permitiría la elección de una nueva ejecutiva regional antes de las elecciones de 2019, está siendo exigida, a nivel interno, por varios cargos intermedios del PP de Madrid, que ven en ese congreso extraordinario la “única solución posible” para “intentar lavar la imagen que estamos dando”.

Algunos de los defensores de esta línea de acción explican a El Confidencial Digital que “es imposible ganar unas elecciones” no solo si Cifuentes se mantiene al frente del partido, sino también si “solo sale ella y se mantiene el resto”. En este sentido, añaden, “necesitamos una nueva presidencia del PP de Madrid, que se consolide y cree una candidatura fuerte para 2019”.

Génova solo ve factible la gestora

Esta opinión, sin embargo, no es compartida, en absoluto, por la dirección nacional del partido ni tampoco por Mariano Rajoy. Tanto el presidente como la ejecutiva de Génova tienen claro que un congreso extraordinario provocaría todo un “terremoto” en el PP de Madrid difícil de superar a apenas 13 meses de las municipales y autonómicas.

Dirigentes del PP consultados por este diario explican que “esa convocatoria desataría una guerra civil que nos hundiría del todo”. Añaden, en ese sentido, que “es evidente que existen bandos enfrentados en Madrid” y que la celebración del congreso podría provocar un “intercambio de golpes” que no beneficiaría en nada al partido.

Así las cosas, tanto en Moncloa como en Génova se apuesta por la formación de una gestora que gobierne el PP de Madrid hasta las próximas elecciones: “Es la solución más pacífica y la que provocará menos ruido”, insisten desde el partido.

En el partido, no obstante, están viendo cómo Cifuentes parece resistirse a abandonar la presidencia regional del PP, después del mensaje enviado a los diputados de la Asamblea. Pese a ello, la ejecutiva confía en que una vez se elija nuevo jefe del Ejecutivo madrileño, la actual “lideresa” de un paso atrás también en la dirección autonómica.

Un sucesor para la Comunidad... y el PP

Cuestionadas sobre qué persona debía ponerse al frente de la gestora del PP de Madrid, las fuentes consultadas coinciden en señalar que “lo lógico” sería que el sucesor o la sucesora de Cristina Cifuentes al frente de la Comunidad de Madrid también lo sea en esa “ejecutiva de transición” que se monte en el partido.

En ese sentido, todas las miradas están puestas en el actual consejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido. El número dos del ejecutivo de Cifuentes también lo es en el PP de Madrid. De hecho, explican las fuentes consultadas, “en el 99% de las veces que dimite un presidente de cualquier ejecutiva del partido, le sucede el secretario General. Y ese es Ángel”.

Desde Génova, no obstante, manejan otros posibles nombres, tanto para el gobierno regional como para la futura comisión gestora. La gran alternativa a Garrido es Pedro Rollán, consejero de Medio Ambiente y presidente del Comité Electoral del PP de Madrid.

No obstante, para la nueva etapa del partido también se ha pensado en Paloma Adrados, actual presidenta de la Asamblea y presidenta del Comité Jurídico de los populares madrileños. De confirmarse esta opción, el diputado Juan Antonio Gómez-Angulo podría convertirse en el presidente de la Comunidad hasta los comicios de 2019.

En la ejecutiva nacional del partido, sin embargo, recuerdan que Cifuentes aún tiene “poder” para imponer a su candidato a la sucesión: “Decide el Consejo de Gobierno y la mayoría de sus consejeros le son leales. De hecho, puede tener más capacidad de influencia Ciudadanos, de cuyo apoyo dependen para mantenerse en el cargo un año más, que nosotros mismos”.

Debimos hacer borrón y cuenta nueva tras Aguirre”

Las mismas fuentes recuerdan que el PP, tras la dimisión de Aguirre, el partido dio todo el poder en Madrid a Cristina Cifuentes. Una decisión que entonces pareció acertada, ya que “personificaba una nueva etapa” pero que ahora se ve de otra manera: “No dimos importancia a que había dos bandos enfrentados y que eso no iba a acabar poniendo a los contrarios de Esperanza e Ignacio González”.

La paz en el PP de Madrid ha sido “imposible” durante estos últimos años, y el intercambio de golpes entre los dos bandos ha provocado un desgaste “enorme” al partido que ha tenido en la filtración del vídeo de Cifuentes su último capítulo: “Las peleas entre unos y otros casi nos cuesta un gobierno regional”, reflexionan.

Estos dirigentes nacionales concluyen que, después de las elecciones de 2019, será necesario hacer el congreso que muchos reclaman ahora para hacer, esta vez sí, “borrón y cuenta nueva, con nuevas caras y dejando atrás las guerras intestinas”.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··