Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Busca aislar a Pedro Sánchez

Rajoy ha puesto en marcha un plan para seducir al sector socialdemócrata del PSOE

El perfil social del discurso de investidura ha sido el primer paso. Ahora tenderá puentes con Susana Díaz, Fernández Vara y García-Page

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Rajoy lleva insistiendo, en los últimos días, en que intenta convencer al PSOE para lograr su investidura y evitar nuevas elecciones. Aunque el presidente en funciones se ha referido a Pedro Sánchez, su objetivo real es conquistar a los barones que defienden la tradición socialdemócrata del partido. Su discurso de este lunes en el Congreso es el primer paso de esta estrategia.

Mariano Rajoy, en rueda de prensa tras entrevistarse con el Rey. Mariano Rajoy, en rueda de prensa tras entrevistarse con el Rey.

Se esperaba una alocución más alarmista de Rajoy, insistiendo en la situación de bloqueo político y en la urgencia de formar gobierno. Sin embargo, el candidato a la investidura optó este lunes por tender la mano al PSOE. Recordó a aquellos que “lograron acuerdos en el 78” e insistió en que “para que haya oposición debe haber gobierno”. Además, concluyó afirmando que “lo que la circunstancia requiere es que nos pongamos todos al servicio del consenso”.

Pero los guiños a los socialistas no fueron simples frases hechas. El presidente en funciones también ofreció una serie de pactos para llevar a cabo políticas sociales en la próxima legislatura. Destacaron, por ejemplo, las propuestas para mejorar el sistema de pensiones, la generación de empleo o la instauración de la formación profesional dual.

Además, hizo referencia a las regiones gobernadas por el PSOE al anunciar que quiere acordar con todos un nuevo sistema de financiación autonómica, y defendió el modelo de gobierno europeos, donde el Ejecutivo está apoyado, desde la oposición, por los socialdemócratas.

Pues bien. Según explican a El Confidencial Digital altos cargos de Moncloa, las palabras pronunciadas ayer por Mariano Rajoy forman parte de un plan trazado en los últimos días.

El objetivo de esta hoja de ruta, iniciada en el discurso de investidura, es promover un cambio en el voto del PSOE seduciendo al sector socialdemócrata del partido, liderado por los principales barones regionales.

Contra Sánchez y el “búnker de Ferraz”

Los colaboradores más estrechos de Rajoy han recomendado al presidente en funciones ahondar en la crisis interna que atraviesa el PSOE y acercarse a aquellos que, más pronto que tarde, se rebelarán contra el actual secretario general.

En Moncloa se habla de una “guerra ideológica” en las filas socialistas protagonizada por dos frentes: los que defienden la socialdemocracia clásica del partido y los que apuestan por dar un giro a la izquierda para derrocar a Podemos.

Los representantes de esta última vertiente son el propio Pedro Sánchez y los miembros de su ejecutiva, que constituyen lo que en el gabinete de Rajoy se conoce como “el búnker de Ferraz”. La estrategia del candidato a la investidura pasa por aislar al secretario general y a los suyos tendiendo puentes con sus rivales dentro del PSOE.

Así, tanto Rajoy como los principales dirigentes del PP lanzarán, en los próximos días, mensajes de acercamiento a aquellos líderes socialistas que apuestan por mantener la trayectoria histórica del partido para blindar la posición hegemónica frente a Podemos. A ellos les insistirá, como ayer, en que los socialistas solo pueden ejercer de oposición si hay gobierno y que, gracias a ellos, pueden aprobarse importantes medidas sociales en la próxima legislatura.

Diálogo con Díaz, Vara, y Page

En Moncloa citan a tres dirigentes socialistas como los principales representantes del sector socialdemócrata: Susana Díaz, Guillermo Fernández Vara, y Emiliano García-Page. Todos ellos presidentes autonómicos en sus respectivas regiones.

El objetivo de Rajoy, explican las fuentes consultadas, es que sean ellos los que levanten la voz contra Pedro Sánchez y exijan un cambio en el sentido de voto del PSOE en un nuevo debate de investidura. Fernández Vara ya ha pedido públicamente un Comité Federal para estudiar esa posibilidad.

El siguiente paso del presidente en funciones y sus principales colaboradores será establecer una línea de contacto con los citados dirigentes y con otros altos cargos que también se han mostrado contrarios a Sánchez. En esas conversaciones, se les insistirá en la necesidad de que tomen cartas en el asunto y sean decisivos para evitar nuevas elecciones.

Desde el PP, de hecho, ya reconocen “conversaciones” con importantes barones socialistas en este sentido, aunque no especifican nombres. Sí se admite la “buena interlocución” que existe entre Mariano Rajoy y Susana Díaz. La presidenta de la Junta, de hecho, ya ofreció promover la abstención en el PSOE a cambio de que el Gobierno salvara Abengoa.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·