Lunes 23/10/2017. Actualizado 14:03h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El balance de Moncloa es “satisfactorio”

Rajoy cuida su imagen en vacaciones con una puesta en escena calculada al milímetro

Es una estrategia diseñada por Jorge Moragas. Principales consignas: declaraciones todos los días a la prensa y evitar fotografías en saraos veraniegos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El agosto más atípico, políticamente hablando, ha alterado el veraneo de los líderes de los partidos políticos. El equipo del presidente en funciones, consciente de la situación de incertidumbre que vive España, ha diseñado una estrategia para que Rajoy descanse, pero con unas directrices muy calculadas que está siguiendo a rajatabla.


Rajoy caminando por Galicia junto a José Benito Suárez, marido de Ana Pastor. Rajoy caminando por Galicia junto a José Benito Suárez, marido de Ana Pastor.

Según explican a El Confidencial Digital miembros del equipo de máxima confianza del jefe del Ejecutivo, el líder del PP ha ido “decidiendo sobre la marcha” con su gabinete el número de días y los momentos para desplazarse a Pontevedra en agosto para acompañar a su mujer y sus hijos. Pero no se ha improvisado nada sobre el despliegue mediático de esas jornadas.

Las consignas que recoge esta estrategia diseñada por Jorge Moragas han buscado que la imagen del candidato no sufra el menor desgaste en sus días de descanso. La situación es delicada y los ciudadanos toleran muy mal en estos momentos cualquier exceso. Sintéticamente, el plan se resume en tres ideas clave: “vacaciones sí, pero dando la cara y sin saraos veraniegos”.

Dar imagen constante de estar trabajando

El plan de Mariano Rajoy, otros meses de agosto, ha sido “pasar un verano alejado de las cámaras y los micrófonos”, sin apenas comparecencias públicas. Se optaba por el silencio y se marcaban las distancias.

Solo se le podía ver en algún paseo con amigos por Ribadumia. “Aprovecha estos días para leer algo que no sean informes y desconectar”, solía contar alguno de sus colaboradores más estrechos. Perfil bajo y poco ruido.

Este verano, sin embargo, todo ha cambiado. Rajoy ha multiplicado sus apariciones ante los medios de comunicación. La intención de Moragas es dar imagen de que el presidente está trabajando para desencallar la situación en la que se encuentra España y evitar las críticas por unas “vacaciones de playa y tumbona”.

Aparecer constantemente ante la opinión pública

La estrategia no se limita a dar una imagen de estar al pie del cañón. Moncloa también ha considerado conveniente “azuzar” desde el retiro veraniego al resto de partidos, especialmente al PSOE, con llamamientos a la responsabilidad y al sentido de Estado para que el país tenga un Gobierno cuanto antes.

Por ello, todos los días que ha permanecido en Pontevedra, nueve en lo que lleva transcurrido del mes de agosto, Rajoy ha contestado a las preguntas de los periodistas que aguardaban el final de su caminata con amigos. Todos los días ha sido así, algo inaudito. Muchas de las jornadas aparecía acompañado de José Benito Suárez, marido de la presidenta del Congreso, Ana Pastor.

Todo está planificado. Se ha querido “aprovechar también el vacío mediático dejado por Pedro Sánchez y Albert Rivera”, quienes han optado por desaparecer del foco informativo durante varios días este agosto. Esas jornadas el líder del PP ha ido colocando sus mensajes.

Las advertencias del presidente en funciones han ido, por ejemplo, desde los peligros para la economía española de ir a unas terceras elecciones, al “disparate” de tener que acudir a votar un día de Navidad.

Evitar fotografías en fiestas y saraos veraniegos

Otro de los consejos de los asesores del presidente en Moncloa ha sido reducir al mínimo la vida social de Rajoy en actos públicos. Evitar fiestas y saraos veraniegos de perfil polémico.

Se ha buscado ser especialmente “austero en el descanso” y huir de fotografías que pudieran resultar incómodas para la imagen del presidente en la situación delicada que atraviesa el país.

De hecho, Rajoy no se ha dejado ver este verano por el Club Náutico de Sanxenxo, del que es socio y en el que solía tomar el aperitivo. No es una casualidad sino una decisión muy calculada.

Tampoco ha acudido este año a los toros de la feria de Pontevedra, donde se le podía ver en veranos anteriores junto a compañeros de partido. También declinó su presencia en la cena baile del Casino de su ciudad.

Solo más de dos días seguidos fuera de Madrid en el puente

También se ha cuidado con detalle el número de días seguidos que Rajoy ha pasado fuera de Madrid. No más de dos. Sólo ha habido una excepción: el puente del 15 de agosto. Ese fin de semana, Rajoy alargó su descanso en Sanxenxo cinco jornadas y pudo dar días libres a su equipo.

El presidente ha convocado, además, hasta tres Consejos de Ministros, cuando lo habitual era celebrar en agosto dos reuniones con todos los ministros, el primer y el último viernes del mes.

“Va a ser fácil contraponerlo al veraneo de Sánchez”

En definitiva, el plan trazado por Moragas ha buscado relanzar la imagen de Rajoy como un candidato en activo, a la altura del encargo que ha recibido del rey para formar Gobierno.

El balance que se hace en Moncloa, a pocos días de finalizar agosto, es “plenamente satisfactorio”. Fundamentalmente porque va a resultar muy fácil contraponerlo al “veraneo de tumbona y fiestas de Pedro Sánchez”.

La estrategia del líder del PSOE era desaparecer del “foco informativo”, aseguraban desde Ferraz. El plan le llevó a Mojácar (Almería) el primer fin de semana tras el 26-J. Pero desde entonces, Sánchez ha sido visto en la prensa “casi más de vacaciones que en Madrid”, destacan en Moncloa.

Solo ha regresado a la capital para acudir a las citas ineludibles. Ha sido fotografiado en nueve destinos distintos en apenas dos meses. Un perfil de vacaciones que ha comenzado a generar multitud de reproches en los últimos días.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·