Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Se han declarado públicamente incompatibles

Reforma de la Constitución: el gancho de Pedro Sánchez para sumar a Iglesias y Rivera

Busca aprovechar el gran interés de Ciudadanos y Podemos por un cambio de reglas políticas y por conseguir una nueva ley electoral

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:
Este martes se constituyó la Comisión Constitucional del Congreso en la que han decidido estar presentes los líderes de los dos partidos emergentes: Albert Rivera será portavoz y Pablo Iglesias adjunto. Algo que no ha pasado inadvertido a Pedro Sánchez. El líder del PSOE quiere poner de acuerdo a sus dos posibles socios de investidura con una reforma de la Carta Magna.

Albert Rivera, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Albert Rivera, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

Pablo Iglesias y Albert Rivera han dejado claro, en varias ocasiones, que ambos están dispuestos a hablar con Pedro Sánchez para alcanzar un acuerdo de investidura. No obstante, los dos han descartado votar a favor del PSOE si el partido ya cuenta con el apoyo del otro. Una postura que complica la formación de gobierno a los socialistas.

Consciente de ello, el secretario general ha pedido a su equipo de confianza que busque puntos de encuentro en los que puedan estar de acuerdo tanto Podemos como Ciudadanos. Según ha confirmado El Confidencial Digital, en Ferraz parecen haber dado ya con la tecla: una propuesta de reforma de la Constitución que seduzca a las llamadas “fuerzas del cambio”.

Es un “proyecto central” para Iglesias y Rivera

La ejecutiva del Partido Socialista, que ayer eligió al grupo de negociadores que cerrará acuerdos de investidura, ha estudiado los programas electorales de Podemos y de Ciudadanos. Ambos coinciden en la necesidad de una reforma en profundidad de la Carta Magna en la que se incluyan nuevas exigencias enfocadas a la regeneración democrática.

Por eso, el primer proyecto que propondrá Pedro Sánchez a Albert Rivera y a Pablo Iglesias será una reforma del actual texto constitucional en el que tengan cabida más mecanismos de control a los partidos políticos, a través de un articulado en el que se establezcan una serie de obligaciones a los mismos.

Además, el PSOE propondrá a ambas formaciones blindar, en la nueva Constitución, un nuevo sistema electoral más equitativo y que no perjudique a los partidos emergentes. Esta reivindicación es compartida tanto por Podemos como Ciudadanos, y sus propuestas de reforma de la actual ley guardan similitudes que pueden facilitar un acuerdo.

Por último, las fuentes consultadas por ECD aseguran que el PSOE no eludirá, en las reuniones con Iglesias y Rivera, la cuestión territorial y su tratamiento en la Constitución. Ambos dirigentes tienen diferentes visiones sobre el modelo autonómico, pero coinciden en lo esencial: “Quieren revisar el reparto competencial para que los gobiernos autonómicos asuman unas obligaciones que ahora no tienen”.

No descartan que el PP se sume

En el PSOE son conscientes de que cualquier reforma de la Constitución, por pequeña que sea, debe contar con el apoyo del PP, cuya mayoría en el Senado puede tumbar cualquier propuesta en ese sentido.

Pese a ello, Sánchez y su equipo ofrecerán a Podemos y Ciudadanos un cambio en profundidad de la Carta Magna para primero tener confirmados sus votos en el debate de investidura y, después, ya en el Gobierno, buscar un acuerdo con los populares.

Las fuentes consultadas, de hecho, no descartan que el PP se sume finalmente al proyecto: “Si se quedan solos en eso, les puede volver a pasar factura. Además, si se confirma una reforma constitucional, habría nuevas elecciones, que es lo único que quieren en Génova”.

Buscarán un acuerdo a dos bandas

Desde el PSOE no esconden que el principal objetivo de Pedro Sánchez sigue siendo formar un gobierno monocolor, socialista, con el apoyo parlamentario de Podemos y Ciudadanos, a pesar de las pretensiones de Pablo Iglesias de entrar en el Ejecutivo.

En Ferraz saben que ese escenario es muy difícil, pero facilitaría el voto favorable, en la investidura, de las dos formaciones. Si Podemos insiste en la coalición, “se explorará esa posibilidad”. No obstante, añaden, “se pedirá a Ciudadanos que se abstenga para no provocar una situación de bloqueo institucional”.

Así las cosas, Sánchez y su ejecutiva mantienen a día de hoy la apuesta por llegar a un acuerdo a dos bandas con ambas formaciones. “Es la mejor vía para lograr la investidura”, concluyen.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·