Lunes 11/12/2017. Actualizado 18:51h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Solo se ha dado de baja como militante

Por qué Rita Barberá no deja el Senado: no quiere acabar como Francisco Camps

Ha confesado a su entorno que temía mantenerse en el PP sin cargo y que luego el partido se olvide de ella, tal y como ha sucedido con el ex presidente valenciano

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Rita Barberá ha renunciado a medias. Se ha dado de baja como militante del PP, pero ha decidido mantener su escaño en el Senado, integrándose ahora en el Grupo Mixto. Una postura que ella misma había anticipado a su entorno y a los dirigentes del Partido Popular con los que había hablado.

Rita Barberá. Rita Barberá.

Según explican a El Confidencial Digital fuentes muy próximas a Barberá, la ex alcaldesa de Valencia ha hablado, en los últimos días, con María Dolores de Cospedal y Fernando Martínez Maíllo.

En esas conversaciones, los dos dirigentes nacionales le pedían que tomara ya una decisión sobre su marcha para no perjudicar ni al partido ni a las aspiraciones de Rajoy de mantenerse como presidente.

Sobre la mesa, había dos opciones: renunciar a su acta de senadora y mantenerse en el partido a la espera de que el proceso judicial contra ella se soluciones; o mantenerse en el Senado pero dándose de baja como militante del PP. Esta última era por la que apostaba la dirección nacional del partido, pero Barberá se mantuvo inflexible.

No quiere acabar como Francisco Camps

La valenciana, en conversaciones recientes con personas de su entorno, explicó que ella siempre iba a estar a disposición de lo que le dijera el partido, pero que no podía quedarse dentro del PP a verlas venir.

En ese sentido, Barberá recordó ante los suyos la situación que vivió Francisco Camps antes de dimitir como presidente de la Comunidad Valenciana. A él, explicó, se le pidió que dejara el cargo público con la promesa de que, cuando se cerrara el caso de los trajes, volvería a ser designado para un puesto de responsabilidad.

Una promesa que jamás se llegó a cumplir y que ha puesto en alerta a la ex alcaldesa. En su opinión, Génova le ha planteado a ella lo mismo que en su día a Camps, y no quiere arriesgarse a que le pase lo mismo. Además, tal y como ha declarado en el comunicado difundido, entiende que dimitir como senadora es, en cierto modo, admitir un delito que ella asegura no haber cometido.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··