Lunes 18/12/2017. Actualizado 11:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Le echan también en cara que se haya escondido estos días

La muerte de Rita Barberá provoca un tsunami en el PP que golpea a Soraya

Acusaciones a la vicepresidenta de haber presionado insistentemente a Génova para echarla del partido. Los vicesecretarios, también señalados

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Giro inesperado en el día después de la muerte de Rita Barberá, que puede convertir a Soraya Sáenz de Santamaría en la principal perjudicada. Dirigentes históricos del PP rechazan la contundencia con la que se trató a la ex alcaldesa y las presiones de la vicepresidenta para echarla con el único objetivo de “contentar a Ciudadanos”.

Rita Barberá y Soraya Sáenz de Santamaría. Rita Barberá y Soraya Sáenz de Santamaría.

Va a haber un antes y un después tras la muerte de Rita”. Así de contundente se muestra un alto cargo de Génova sobre los ánimos que hay, a día de hoy, en el partido apenas unas horas después del fallecimiento de la ex alcaldesa de Valencia.

La pérdida de la senadora ha provocado un tsunami interno. “Una gran mayoría” ha asumido que “nos equivocamos” y solo “unos pocos” que “hicimos lo correcto con ella”. Un debate interno en el que , como siempre, “está habiendo vencedores y vencidos”.

Soraya Sáenz de Santamaría, la principal señalada

En el grupo de aquellos que ahora están siendo señalados como culpables en el seno del PP destaca, por encima de todos, Soraya Sáenz de Santamaría.

La vicepresidenta sorprendió a propios y extraños por la “tibieza” mostrada el miércoles, una vez confirmado el fallecimiento de la ex alcaldesa de Valencia: “Hace tiempo decía que Rita era su referente y en cambio apenas tuvo palabras hacia ella en el Congreso. Solo dijo que estaba ‘impactada’ por lo ocurrido”.

Pero la principal crítica a Sáenz de Santamaría no viene por su actitud tras la muerte de Barberá, sino que es más de fondo. En Génova consideran “errónea” su estrategia de actuar con mayor contundencia ante compañeros del partido investigados.

Las fuentes consultadas aseguran que, con el caso Barberá, “se recibieron presiones desde Moncloa” para que fuera apartada. El argumento, esgrimido desde el equipo de la vicepresidenta, es que “estaba en juego la negociación con Ciudadanos y había que mostrarse inflexibles”.

Una actitud, frente al partido de Albert Rivera, que ha desesperado a más de uno: “La vicepresidenta quería que nos pareciéramos lo más posible a Ciudadanos. Hasta hubo recomendaciones de que nos quitásemos la corbata en el Congreso. Un gran absurdo que a partir de ahora muchos no vamos a consentir”.

Los vicesecretarios pierden apoyos

Esa estrategia de acercamiento hacia C´s, mostrándose “inflexibles” frente a cualquier sospecha de corrupción, la han seguido a rajatabla los vicesecretarios del PP. Todos ellos, con sus acciones y declaraciones, “atacaron a Rita Barberá algo que no hicieron, sin embargo, ni Rajoy ni Cospedal”.

Se acusa a Fernando Martínez Maíllo y Pablo Casado de marcar distancias, desde hace semanas, con la ex alcaldesa de Valencia, insistiendo en que “ya no pertenecía al partido”. Andrea Levy y Javier Maroto, por su parte, atacaron “personalmente” a Barberá, acusándola de “hacer daño al PP” y de “no tener dignidad”.

De los cuatro, solo Maíllo y Casado dieron la cara ante los medios el pasado miércoles. Maroto “se fue a mitad del pleno y se escondió”, denuncian ahora los indignados.

Aplausos a la reacción de Cospedal

Si Soraya Sáenz de Santamaría y los vicesecretarios del PP son los principales señalados tras la muerte de Rita Barberá, María Dolores de Cospedal ha salido reforzada. Se ha ganado incluso los aplausos de dirigentes del PP que, en privado, eran críticos con la número dos del partido. Ahora la respaldan.

Estas fuentes explican que “la expulsión de Rita se hizo contra el criterio de Cospedal” y que eso, en estos días, “no pasa inadvertido a nadie”.

Además, afirman que el miércoles fue un día “para hablar desde las entrañas” y la secretaria general, como el propio Rajoy, lo hizo. Frente a la tibieza de otros. Un gesto, como la asistencia junto al presidente y la vieja guardia del PP al funeral celebrada ayer, que acercó a Cospedal a “aquellos que llevamos tiempo reclamando defensa para los nuestros”.

Más contundencia frente a los medios

En esa línea de protegerse frente a las presiones externas, dirigentes del PP que han coincidido con Rajoy en las últimas horas explican que el presidente es partidario ahora, y tras lo sucedido con Barberá, de ser “más contundentes contra las acusaciones de los medios”.

Añaden que el jefe del Ejecutivo tiene muy presentes los casos en los que miembros del PP fueron imputados y después, “una vez perdido todo”, resultaron absueltos por los tribunales. Por ese motivo, “se va a dar una vuelta a la actual estrategia de comunicación cuando se hable de estos asuntos”.

El malestar en el PP con el tratamiento dado a Barberá, por otra parte, no solo se centra en los medios. Según ha podido confirmar ECD, hay dirigentes del partido que se han mostrado partidarios de acusar de prevaricación al juez de Valencia que llevó a la ex alcaldesa ante el Supremo.

Desde Génova descartan que el partido vaya a actuar en este sentido, aunque verían “lógico” que la familia de la ex senadora se planteara esa acción judicial.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··