Lunes 22/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El vicepresidente Rubalcaba presionó con insistencia a la Cadena SER para evitar la destitución de Daniel Anido y Rodolfo Irago. Marcelino Iglesias también medió

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Se van conociendo más detalles sobre la destitución del director de la Cadena SER y su jefe de Informativos. Fuentes de la dirección de la emisora han confirmado que estos dos relevos no fueron en absoluto 'pacíficos'. Más bien, lo contrario.

Según el testimonio recogido por El Confidencial Digital, los máximos responsables de la compañía recibieron llamadas del entorno más cercano a Alfredo Pérez Rubalcaba. El mensaje que se transmitió en esos contactos fue claro y rotundo: se estaba tomando una decisión equivocada.

Fueron gestiones insistentes, realizadas en la semana previa a que se hiciera público el comunicado que anunciaba la salida del director Daniel Anido. Hubo incluso movimientos al más alto nivel, hasta llegar a directivos de Unión Radio y del Grupo Prisa.

Los interlocutores defendieron la trayectoria de Anido y su trabajo en los últimos años. También hubo palabras de apoyo expreso a Irago. Según las fuentes consultadas se hizo “una defensa absoluta” de los dos periodistas y se quiso dejar muy claro el “rechazo total” a esas dos decisiones.

Pero hubo más. El secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, también se puso en contacto con directivos de la Cadena SER en la semana previa a los ceses. El veterano socialista llamó y preguntó a qué se debían estas repentinas salidas.

Rubalcaba está muy contrariado

ECD ha podido saber que el malestar de Rubalcaba por estos dos relevos continúa. De hecho, el vicepresidente primero se ha mostrado en privado muy enfadado.

Mantenía una fluida relación con Daniel Anido y valoraba mucho el canal que mantenían abierto el ministro José Blanco y Rodolfo Irago. Estos dos contactos han quedado ahora en nada.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··