Martes 21/11/2017. Actualizado 13:57h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

“Si decimos no a los toros, nos cuelgan en nuestros pueblos”. Rubalcaba tuvo que cambiar el voto del PSOE ante la rebelión de diputados andaluces y extremeños

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Rubalcaba ha vuelto a sentir la oposición interna en su partido, esta vez por la negativa del PSOE a que los toros sean bien de interés cultural. El secretario general había decidido votar 'no' en el Congreso pero tuvo que cambiar de opinión ante la resistencia y las críticas de diputados de Andalucía, Extremadura y las dos Castillas.

Según ha sabido El Confidencial Digital, la dirección nacional del PSOE había decidido, en la reunión de la ejecutiva del pasado viernes, votar ‘no’ a la Iniciativa Legislativa Popular para declarar los toros bien de interés cultural.

Con esa postura, la cúpula del PSOE pretendía “mostrar que la prioridad del partido para el pleno de ese martes era la aprobación de la iniciativa legislativa contra los desahucios, rechazando otras tramitaciones parlamentarias menos importantes”, explican fuentes socialistas.

Una vez tomada la decisión, un representante de la dirección del Partido Socialista se puso en contacto ese mismo viernes con los impulsores de la ILP para informarles de que votarían en contra de debatir en las Cortes la declaración de los toros como bien de interés cultural.

Sorpresa e indignación entre los diputados

Al conocer la postura de la dirección federal, los promotores de la iniciativa legislativa, liderados por Luis María Gibert, contactaron con los diputados socialistas con los que habían mantenido conversaciones previas, y que les habían prometido que su grupo votaría a favor de la ILP.

Según las fuentes consultadas por ECD, diputados de Castilla-La Mancha y Extremadura, así como ex dirigentes del PSOE como José Bono, habían sido contactados por los impulsores del proyecto legislativo, y todos se mostraron favorables a la Fiesta y aseguraron el ‘sí’ de su partido en el Congreso.

Por ello, algunos de esos parlamentarios “no dieron crédito” a la decisión adoptada por Ferraz, y afirmaron que “pedirían explicaciones” en la reunión del grupo socialista en el Congreso el martes, antes del pleno. Y así ocurrió.

Rebelión en la reunión del grupo parlamentario

En la sesión del grupo parlamentario, celebrada en la Cámara con los 110 diputados socialistas, presidida por Rubalcaba, Soraya Rodríguez, y Eduardo Madina, el secretario general del PSOE pudo comprobar con toda claridad el descontento de muchos de sus compañeros por la decisión de votar contra la ILP en defensa de los toros.

Parlamentarios del PSOE consultados por ECD explican que diputados procedentes sobre todo de Castilla-La Mancha, Castilla y León, Andalucía, y Extremadura se quejaron públicamente, ante el propio secretario general, de la postura que iba a adoptar el grupo sobre la Fiesta Nacional.

Alguno de ellos, incluso, afirmó, aludiendo a Rubalcaba: “A quien vote contra la iniciativa legislativa viviendo en Madrid no le pasa nada. Pero si nosotros rechazamos la ILP, nos cuelgan en nuestros pueblos, donde existe gran tradición taurina y todos nos conocen”.

Ante estos argumentos, y el enfrentamiento entre los que estaban a favor y los que estaban en contra de los toros, Alfredo Pérez Rubalcaba optó por cambiar la decisión adoptada por la ejecutiva y anunció a sus diputados que el Grupo Socialista se abstendría en la votación sobre los toros.

El PSOE no sabe qué votará en la Comisión de Cultura

La resolución de Rubalcaba, explican las fuentes consultadas, “es una huida hacia adelante sin sentido, porque dentro de pocos meses el PSOE tendrá que volver a decidir qué posición tomar sobre la declaración de los toros como bien de interés cultural”.

Efectivamente, una vez aprobada la tramitación parlamentaria de la ILP con los votos a favor del PP, UPyD y UPN, corresponderá a los diputados de la Comisión de Cultura debatir la ley y, finalmente, votar a favor o en contra de los toros.

Desde el Congreso apuntan al mes de mayo para esa votación, por lo que el PSOE tienen unos meses para decidir la postura definitiva. “A día de hoy no se sabe qué va a votar el Grupo Parlamentario, pero lo previsible es que se vuelva a apostar por la abstención”, concluyen las fuentes citadas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·