Lunes 16/07/2018. Actualizado 13:24h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Sáenz de Santamaría paró los pies a Cristóbal Montoro y sus proyectos de reforma de ayuntamientos y diputaciones: demasiados problemas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La reforma de ayuntamientos y diputaciones ha sido abortada por las urgencias de la crisis. El ministro de Hacienda empezó con mucha fuerza, pero la acumulación de problemas le ha obligado a posponer la reforma. Y ha sido Soraya Sáenz de Santamaría quien le ha parado los pies, defendiendo las diputaciones y su continuidad.

Por tanto, ni habrá fusiones de municipios, ni drástica supresión de ayuntamientos, ni eliminación de las diputaciones.

Según fuentes políticas consultadas por El Confidencial Digital, tanto el PP como el PSOE tienen mucho que perder en una reforma a fondo del tercer escalón de las administraciones públicas, si bien este verano el Consejo de Ministros dará luz verde al proyecto de ley de reforma parcial de la Ley de Bases de Régimen Local. Esta minirreforma libera a los ayuntamientos de competencias impropias (educación y sanidad), delimita los ámbitos competenciales, y les da oxígeno en su asfixia económica.

Hasta 2015

La reforma a fondo de la administración local y provincial ha recibido, pues, una larga cambiada, que le llevara como mínimo hasta el 2015, año de nuevas elecciones municipales y autonómicas. Para esa fecha se espera que el país esté saliendo de la crisis y habrán pasado los agobios económicos que asfixian a todas las administraciones públicas.

Fuentes solventes del ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas explican a ECD: “Ahora no se hará mas que una minirreforma del sector municipal, porque la crisis obliga a resolver lo urgente: darles dinero para pagar a proveedores, y liberarlos de gastos impropios, como educación y sanidad, que no pueden ni deben afrontar”.

El Gobierno ha procedido a una revisión catastral que ha permitido subir el IBI de forma sustancial, hasta el doble del IPC. Este impuesto sobre los inmuebles representa el 35% de los ingresos de los municipios y su revisión al alza supone un balón de oxígeno, aunque el momento es de lo más inoportuno. Tan inoportuno e injustificable como que los precios de los pisos están hundidos y se paga más por lo que vale cada vez menos.

Tampoco reducción de ayuntamientos

Los anuncios del equipo de Antonio Beteta, Secretario de Estado de Administraciones Públicas, de reducir a la mitad los municipios, de 8.100 a solo 4.000, o forzar fusiones de la mayoría de los pequeños ayuntamientos, se quedarán también en nada.

El Gobierno no se atreve, como sí hizo Grecia, a reducir de un plumazo a la mitad los municipios, muchos de los cuales no tienen masa crítica poblacional para justificar su existencia.

Tanto el PP como el PSOE quieren reformar pero temen tocar sus intereses de partido y el poder territorial que detentan. Cerca de un 30% de los cuadros de estos partidos viven de las administraciones local y provincial donde están empadronados, y ‘meter la tijera’ es complicado para ellos.

Al pasado 30 de julio, en la reunión del Consejo Nacional de Administración Local, presidida por Cristóbal Montoro, se aparcó la iniciativa de restar competencias a los ayuntamientos en favor de las diputaciones. Según se ha publicado, por una ‘rebelión’ de los ayuntamientos del PP. El Gobierno quería que las diputaciones se hicieran cargo de servicios municipales en las localidades de menos de 20.000 habitantes, que son el 95% de los 8.116 municipios españoles.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··