Lunes 18/12/2017. Actualizado 11:26h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Nervios en La Moncloa

Sáenz de Santamaría ha pedido explicaciones a García-Legaz sobre su relación con Francisco Nicolás

Hubo una llamada telefónica desde Vicepresidencia. La respuesta del secretario de Estado: No tengo contacto con él desde hace un año cuando me enteré de que se hacía pasar por mi ahijado

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las peripecias del “pequeño Nicolás” llenan estos días espacios en periódicos, radios y televisiones. Cada día se descubre una nueva hazaña del personaje. Además de la supuesta vinculación con la Casa del Rey, el CNI y Vicepresidencia, muchas de las miradas se dirigen también al secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz. Ha tenido que dar explicaciones ante Soraya Sáenz de Santamaría.

Francisco Nicolás, en ‘Un Tiempo Nuevo’ de Telecinco. Francisco Nicolás, en ‘Un Tiempo Nuevo’ de Telecinco.

La amistad que asegura tener el presunto impostor con el secretario de Estado de Comercio está en entredicho y ha sido uno más de las personas que han tenido que salir a la palestra ante las acusaciones recibidas en los últimos días.

Según relatan a El Confidencial Digital de fuentes con acceso al Palacio de La Moncloa, desde Vicepresidencia se han interesado en las relaciones de Francisco Nicolás con Jaime García-Legaz. Una llamada de Soraya Sáenz de Santamaría, a través de una persona interpuesta, pidió hace unas semanas explicaciones al alto cargo del Ministerio de Economía.

“¿De qué conoces a este chaval de 20 años?”

-- ¿Tú no conoces a un tal Francisco Nicolás?. Esta fue una de las primeras preguntas que García-Legaz recibió durante esa conversación con un miembro del equipo de la vicepresidenta.

El secretario de Estado se apresuró rápidamente a responder que había dejado de hablar con él hace año cuando tuvo conocimiento de que Francisco Nicolás se hacía pasar por su ahijado y utilizaba su nombre para realizar determinadas gestiones. Reconoció que había tenido relación con él en FAES, donde el joven acudía a eventos acompañado de sus padres. Aseguró que quedó impresionado por sus buenas notas y su poder de convocatoria.

Si supiera que cobraba, lo hubiera denunciado

Varios empresarios han denunciado en los últimos días que el secretario de Estado de Comercio les llegó a recibir en su despacho en el Ministerio de Economía gracias a la intermediación de Francisco Nicolás.

Las presas del “pequeño Nicolás” solían ser empresarios en apuros. Desde propietarios de locales de la noche hasta reputados hosteleros. El joven manejaba información privilegiada y se presentaba en los establecimientos como el solucionador de todos los problemas.

Hasta ahora, Carlos Zapata ha sido el primer y único empresario que ha reconocido públicamente haber sido víctima de los manejos del “pequeño Nicolás”. Lo hizo este martes en una entrevista en el diario El Mundo.

No tiene sentido pagar por reuniones

Pero en el entorno de García-Legaz no entienden que haya directivos que paguen por reuniones en ministerios porque demuestra que desconocen cómo funciona la Administración. Si hubiera tenido constancia de que estaba cobrando por las supuestas gestiones, lo hubiera denunciado, ha sido otra de las explicaciones esgrimidas a Vicepresidencia.

En los despachos del ministerio de Economía, según ha asegurado a personas de su máxima confianza, se recibe a todo aquel empresario que lo solicita cuando los temas a tratar se encuentran entre las competencias del departamento.

Jaime García-Legaz prepara una querella

Según las fuentes consultadas, García-Legaz ha puesto en manos de sus abogados la denuncia que ha realizado este martes en ‘El Mundo’ Carlos Zapata para que estudien si procede iniciar acciones legales contra él.

El relato del diario, que en todo momento cita las declaraciones del empresario, es bastante explícito sobre la supuesta implicación del secretario de Estado de Comercio. Carlos Zapata, propietario del ya extinto mercado gourmet de La Isabela, ubicado en el madrileño Paseo de la Habana, tenía problema de denuncias vecinales y no contaba con autorización para abrir su terraza.

Zapata asegura que el “pequeño Nicolás” propició un encuentro por la noche con García-Legaz en su despacho oficial para que mediara ante la corporación municipal para solucionar un problema con una licencia.

En el entorno del secretario de Estado se defiende que si este empresario fue objeto de chantaje durante la reunión, su obligación era ponerlo de inmediato en conocimiento de la Justicia, si actúa de buena fe, en lugar de denunciarlo ante un medio de comunicación.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··