Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:01h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Había tensiones en el consejo de ministros

Soraya Sáenz de Santamaría lleva semanas ejerciendo como ministra de Sanidad

Desde la crisis del Ébola despacha con las consejerías de las Comunidades Autónomas. Jorge Fernández Díaz y García-Margallo insistieron repetidamente a Rajoy para que destituyera a Ana Mato

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ana Mato perdió el pasado miércoles el poco crédito que tenía dentro del Gobierno. Mariano Rajoy llevaba tiempo escuchando voces críticas contra la ex ministra de Sanidad. La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría sentenció a la madrileña tras la mala gestión de la crisis del ébola. García-Margallo y Fernández Díaz también eran partidarios de su marcha.

Sáenz de Santamaría presidiendo el comité de expertos sanitarios. Sáenz de Santamaría presidiendo el comité de expertos sanitarios.

Según confirman a El Confidencial Digital personas muy bien situadas en La Moncloa, la ex ministra de Sanidad llevaba “en la cuerda floja” desde finales de 2013. Fue en diciembre del año pasado, cuando se hicieron públicos los regalos que la trama Gürtel había donado, presuntamente, al ex marido de la ministra. Entonces, empezaron a surgir voces pidiendo su dimisión.

Soraya Sáenz de Santamaría era una de las promotoras de esta decisión. También desde el propio gabinete de Mariano Rajoy, con Jorge Moragas a la cabeza, se le planteó al presidente la opción de aprovechar las Europeas para realizar una crisis de Gobierno que incluyera a Mato. Sin embargo, el jefe del Ejecutivo decidió mantenerla en el cargo.

Fue en la crisis del ébola cuando Rajoy empezó a detectar que Ana Mato estaba ya amortizada. La  gestión realizada desde el Ministerio no convenció a Moncloa, y Sáenz de Santamaría se ofreció al presidente para tomar las riendas de este asunto.

Soraya toma el mando

El primer paso de la vicepresidenta fue crear, el pasado 10 de octubre, un comité de expertos médicos bajo su dirección, desplazando a Ana Mato y a todo el Ministerio de Sanidad de la gestión de la alerta médica.

A pesar de la recuperación de Teresa Romero, este equipo liderado por Sáenz de Santamaría se ha mantenido activo. De hecho, tal y como se informó en estas páginas, el comité de expertos ya ha alertado, a todos los hospitales de referencia de España, de la posibilidad de una segunda crisis sanitaria el próximo mes de enero.

El riesgo de una nueva alerta por ébola ha provocado que la propia vicepresidenta haya despachado con las consejerías de Sanidad de las comunidades autónomas durante las últimas semanas. Según las fuentes consultadas, “la relación del Gobierno con cada región en materia sanitaria la ha liderado, desde hace un mes, la propia Soraya Sáenz de Santamaría”.

La número dos del Gobierno “se ha ganado el respeto del personal técnico de cada consejería”, que ve con muy buenos ojos el trabajo realizado por la ministra de Presidencia desde que sucedió a Mato.

Diputados del PP se quejaron a la vicepresidenta

En el relevo de Ana Mato también han influido las reuniones que la vicepresidenta ha mantenido con importantes miembros del grupo parlamentario del PP en el Congreso.

Según las fuentes conocedoras de estos encuentros, diputados del partido transmitieron a Sáenz de Santamaría su descontento por la rueda de prensa ofrecida por Ana Mato tras el ingreso de Teresa Romero. Los parlamentarios se quejaron de la “incapacidad” de la ministra para afrontar las preguntas de los periodistas.

Además, compartieron con la vicepresidenta su opinión acerca de la gestión de Mato: “No puede seguir así. Se le está yendo de las manos”.

La respuesta de Sáenz de Santamaría, que no justificó el comportamiento de la titular de Sanidad en ningún momento, fue escueto: “Tomo nota”.

Margallo y Fernández Díaz tampoco querían a Mato

Si Soraya Sáenz de Santamaría ha sido una de las claves del cese de Ana Mato, la opinión de dos ministros de referencia de Rajoy sobre la titular de Sanidad también ha tenido gran ascendiente en la decisión del presidente del Gobierno. Tanto Jorge Fernández Díaz como José Manuel García-Margallo han transmitido, en más de una ocasión, sus dudas acerca de la titular de Sanidad.

-- Jorge Fernández Díaz. Desde Moncloa explican: “tenía la guerra declarada a Mato”, desde que ésta apuntó a Interior como culpable de las filtraciones sobre la Gürtel en las que aparecía su nombre. Esas acusaciones de la ministra indignaron a Fernández Díaz, lo que provocaba “mucha tensión entre ambos en los consejos de ministros”.

-- José Manuel  García-Margallo. “Recomendó en privado a Rajoy el cese de Mato”. La opinión del  ministro de Exteriores, que estuvo en permanente con la ex titular de Sanidad durante la repatriación de los dos misioneros infectados por ébola, “ha sido valorada por el presidente” que finalmente se ha inclinado por el cese de Mato.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·