Martes 12/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Sánchez Galán presentó en Madrid a un Miguel Sanz orgulloso del pacto con los socialistas y exigente con el PP si pretende el voto de UPN en las europeas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Miguel Sanz compareció ayer en Madrid, por vez primera desde que se rompió la alianza UPN-PP. El presidente navarro se mostro orgulloso del pacto de gobierno con los socialistas, planteó que el acuerdo socialistas-populares alcanzado en el País Vasco puede reeditarse a nivel nacional para afrontar la crisis, y se mostró exigente con el PP de cara a las europeas: si quiere el voto de UPN, que nos lo pida.

El conferenciante fue presentado por Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, entidad que patrocinaba el almuerzo del Foro Nueva Economía, quien destacó la apuesta de Navarra por las energías renovables. Con él en la mesa principal se encontraban, entre otros, la ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado, Javier Gómez Navarro, altos cargos del gobierno foral, el rector de la Universidad de Navarra

En contraste con la anterior ocasión, cuando Sanz se vio acompañado por Mariano Rajoy y la cúpula del PP, esta vez la ausencia de dirigentes de ese partido resultaba clamorosa. Rompía la tónica Manuel Fraga, ubicado en la mesa principal, y que en algunos momentos del acto no pudo contener el sueño que le invadía.

También asistieron el eurodiputado Javier Pomés, que militaba en UPN y se pasó al PP cuando se produjo la rotura del pacto, y otro ‘tránsfuga’, el senador navarro José Cruz Pérez Lapazarán, que sigue como portavoz adjunto del PP en la Cámara Alta.

Miguel Sanz consiguió una buena entrada en el Hotel Ritz, con trescientos comensales, entre los que abundaban empresarios, profesionales y periodistas navarros instalados en Madrid. Era la primera conferencia desde la ruptura con el PP, y la última como presidente de UPN, pues en abril se producirá el relevo en la persona de Yolanda Barcina, alcaldesa de Pamplona, que por supuesto estaba presente en el acto.

De las intervenciones de Miguel Sanz, en la conferencia y de sus respuestas a las preguntas, destacan los siguientes apuntes:

-- El presidente navarro se mostró “orgulloso” del pacto de gobierno con los socialistas. Varias veces hizo alusión a ello durante su discurso (habló de “el Gobierno de Navarra y su socio, el PSN”), destacando que el acuerdo incluyó el compromiso socialista de no plantear moción de censura.

-- Quienes criticaron el acuerdo con el PSN olvidan que en otros periodos fue UPN quien posibilitó el gobierno de los socialistas. Y esto es así porque “el objetivo esencial de UPN” es mantener el actual el estatus de Navarra, frente a las tesis nacionalistas.

-- Las elecciones vascas han colocado a cada uno en su sitio, y el acuerdo, tan criticado en Madrid, ha sido ahora replicado en el País Vasco.

-- UPN fue leal al pacto con el PP. El acuerdo firmado en 2008 añadió una cláusula que otorgaba a diputados y senadores de UPN autonomía en situaciones especiales “que afectasen al interés general y a la gobernabilidad de Navarra”. Se ha demostrado que UPN no es, ni lo será, una franquicia del PP

-- En octubre de 2007, Zapatero me prometió que se iniciarían las obras del Tren de Alta Velocidad a Navarra. Año y medio después, no se ha cumplido. Sin embargo, la pasada semana dijo, en Congreso y Senado, que se firmará en el plazo de un mes.

-- Fue muy contundente al lanzar “un mensaje claro a ETA” y su oposición a la Alta Velocidad: Navarra, los navarros, el Gobierno de Navarra y el Partido Socialista jamás cederán ante la amenaza, como no lo hicieron con el embalse de Itóiz-Canal de Navarra.

-- La última estadística de la Unión Europea sitúa a Navarra en el lugar 32 de las 271 regiones europeas, seis puestos más arriba que el año pasado.

-- Ante la crisis económica, hace falta “un acuerdo nacional” que devuelva la confianza, y “confianza en el adversario”, porque en la confianza está la clave para superarla. “Los ciudadanos quieren vernos juntos”.

-- A la pregunta ¿qué es del PP en Navarra?, respondió: “No lo sé. Tienen dificultades para implantarse, y por eso no han convocado el congreso”. Otra pregunta: “¿Se equivocó el PP rompiendo?”. Respuesta: “Sí”.

-- Sobre las elecciones europeas, confirmó que UPN no se presenta, y que si el PP está interesado en recibir su apoyo, “quien tiene que pedir el voto es el que se presenta. Si quiere preguntarnos de modo oficial…”.

-- Críticas a Mikel Buesa por un estudio en el que analizaba la aportación de Navarra a las arcas del Estado. No explicó que se calcula en función, no de su población (el 1,3 por ciento), sino de su participación en el PIB nacional (el 1,6 por ciento). Y está pactado que la presión fiscal en Navarra sea la misma que en el resto de España.

Más información sobre el almuerzo de Miguel Sanz, en El Confidencial Autonómico.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··