Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Reivindicó que ha mantenido al partido como referente de la izquierda

Sánchez celebra la derrota de Iglesias pero ve muy difícil gobernar

Miembros de la ejecutiva del PSOE admiten que no saben si se puede presentar alternativa al PP. Ferraz pasó del miedo al sorpasso al alivio por el resultado final

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La de ayer en Ferraz fue una de las noches con más vaivenes que se recuerdan. La jornada empezó con el pánico a un sorpasso que parecía confirmarse con el sondeo de TVE. Después, los datos del escrutinio llenaron de euforia la sede del PSOE. Los resultados finales, sin embargo, dejan dudas dentro de la ejecutiva de Pedro Sánchez.

Pedro Sánchez comparece en Ferraz tras conocer los resultados del 26-J. Pedro Sánchez comparece en Ferraz tras conocer los resultados del 26-J.

El secretario general y su equipo estuvieron desde las ocho menos cuarto de la tarde recluidos en el despacho de Sánchez, que no quería ofrecer ninguna valoración, ni suya ni nadie de su ejecutiva, hasta conocer los resultados finales. La incertidumbre era máxima desde primera hora de la tarde.

Del “congreso nacional en 60 días”…

En la primera hora tras el cierre de las urnas, y después de que TVE hiciera público un sondeo de Sigma Dos en el que se confirmaba el sorpasso, en Ferraz los militantes ya hacían cálculos de cuándo se podía celebrar el congreso nacional para  la marcha de Pedro Sánchez.

La conclusión que se hacía antes de las nueve de la noche es que el actual secretario general no podía continuar más tiempo al frente del partido si era superado ampliamente por Podemos, como entonces parecía que iba a ocurrir.

Así las cosas, muchos apostaban por que el propio Sánchez, en la ejecutiva de este lunes, anunciara un congreso nacional dentro de 60 días, que sería ratificado por el Comité Federal convocado para el próximo fin de semana.

…al “sacad las cigalas”

En la siguiente hora, sin embargo, se pasó del más absoluto pesimismo a la euforia desatada. Los datos del escrutinio, ya al 50% daban por imposible el sorpasso, y otorgaban al PSOE los mismos 90 escaños que hace seis meses, por los 70 de Podemos. Un escenario que hacía factible, incluso, la formación de gobierno.

Y, aunque desde la ejecutiva se eludía hacer cualquier tipo de valoración, portavoces del partido bromeaban con los buenos resultados: “¡Sacad las cigalas!”, comentaban en tono jocoso para expresar el optimismo que existía en ese momento en el equipo de Pedro Sánchez.

No obstante, el crecimiento del PP según iba avanzando el escrutinio, dejaba a los socialistas con 85 escaños, por los 137 de los populares. Fue en ese momento cuando se descartó definitivamente cualquier comparecencia de un dirigente nacional hasta la aparición de Pedro Sánchez ante la militancia.

Ni sorpasso ni Susana Díaz

A la espera de las conclusiones del secretario general, cargos intermedios del partido dirigieron sus miradas a los resultados del PSOE a nivel regional. Y la conclusión fue la siguiente: Pablo Iglesias había perdido en el cara a cara contra Pedro Sánchez, pero Susana Díaz también.

La andaluza, principal rival del secretario general de cara al próximo congreso del partido, ha perdido las elecciones en la región frente al PP, que ganó dos escaños con respecto al 20-D, pasando de 21 a 23 diputados. Los socialistas, sin embargo, hicieron el camino inverso: de 22 a 20 escaños.

En Ferraz, además, se comentó que Díaz no fue la única dirigente regional crítica con Sánchez que ha hecho perder diputados al partido. También Fernández Vara en Extremadura y Ximo Puig en Comunidad Valenciana se han dejado un escaño cada uno que les dificulta ahora pedir responsabilidades al secretario general.

Sánchez ve difícil formar Gobierno

Consciente de su victoria ante Pablo Iglesias y sus rivales dentro del partido, Sánchez compareció ante los militantes reivindicando que ha conseguido mantener al PSOE como el partido referente de la izquierda pese a “una coalición formada por hasta 20 partidos”, en referencia a Unidos Podemos.

Después de cargar duramente contra Iglesias y agradecer el trabajo de los líderes regionales del PSOE, Sánchez reconoció, por dos veces, no estar “satisfecho” con los resultados finales, ya que su aspiración era ganar las elecciones.

Concluyó afirmando que ponía a disposición de España los escaños del PSOE para llevar a cabo las reformas que necesita el país, citando la de la propia Constitución.

El Confidencial Digital pudo testar después la opinión de varios dirigentes nacionales del partido sobre lo dicho por Pedro Sánchez y el futuro a corto plazo del partido. Todos coincidieron en señalar que la actual ejecutiva ve “muy difícil” formar gobierno, pero que hay que esperar.

Otros, incluso, reconocieron que, con estos resultados, “no se puede saber” si el partido puede presentar alternativa al PP. No obstante, aseguraron que “hay que levantar cabeza e intentar hacer algo”. La postura del partido sobre los posibles pactos, no obstante, se fijará en la ejecutiva  de este lunes y en el Comité Federal del próximo fin de semana.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·