Martes 12/12/2017. Actualizado 13:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Además del piso de Ramón Espinar y el escándalo en Baleares

Semana negra para Pablo Iglesias: ahora le estalla una crisis en Galicia

La dirección regional cuestiona el liderazgo de Podemos: sus diputados amenazan con abandonar En Marea y pasarse al Grupo Mixto

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pablo Iglesias atraviesa una de las semanas más difíciles desde que está al frente de Podemos. Su liderazgo está en juego en la batalla por la dirección de Madrid y la imagen de su candidato, Ramón Espinar, ha salido dañada desde el escándalo de su piso. Además, ha tenido que cesar a la presidenta del Parlamento balear por corrupción. La guinda a esta mala racha llega ahora desde Galicia.


Pablo Iglesias, en un mitin de En Marea. Pablo Iglesias, en un mitin de En Marea.

Según explican a El Confidencial Digital fuentes bien situadas en el Parlamento de Galicia, el grupo de En Marea en la Cámara, atraviesa por una profunda crisis interna a pesar de que la legislatura acaba de echar a andar. Ayer, en el debate de investidura de Feijóo, se vieron los primeros síntomas de esta ruptura, pero “la cosa viene de atrás y puede explotar en cualquier momento”.

Los de Podemos, contra las mareas

El inicio del conflicto se remonta a la confección de las listas electorales. Los representantes de las diferentes mareas exigieron entonces un mayor protagonismo tras haber aceptado al candidato propuesto desde Madrid por Pablo Iglesias, Luis Villares.

El trato entre En Marea y Podemos, por tanto, “casi se cerró desde Madrid”, dejando a la dirección regional de la formación morada, con Carmen Santos a la cabeza, sin margen de maniobra y teniendo que ‘tragar’ las condiciones impuestas por otros. El resultado en las elecciones calmó los ánimos temporalmente.

Las urnas parecían haber equilibrado de nuevo el poder entre los representantes de Podemos y las diferentes mareas. Cada corriente posee siete de los catorce diputados que ostenta el grupo parlamentario.

Por la formación morada, salieron elegidos Luis Villares, Magdalena Barahona, Marcos Cual, Pancho Casal, Luca Chao, Juan José Mirlo y Carmen Santos. Por parte de las mareas y el resto de coaliciones, María de los Ángeles Cuña, José Manuel Lago Peñas, David Rodríguez Estévez, Eva Solia Fernández, Antín Sánchez y Paula Vázquez.

Sin embargo, explican las fuentes consultadas, la guerra ha estallado definitivamente con el reparto de responsabilidades dentro del Parlamento: “Los de las mareas quieren llevar la voz cantante porque el portavoz ya es de Podemos, y los otros siete no quieren sentirse arrinconados”.

La amenaza del Grupo Mixto

El enfrentamiento entre los catorce diputados de En Marea no ha pasado inadvertido en la dirección regional de Podemos, desde donde se quiere aprovechar la situación para reivindicar la independencia de la federación.

En el equipo de la secretaría general del partido en Galicia, la ya citada Carmen Santos, se apuesta por una “ruptura” radical: no alcanzar ningún acuerdo. Sostienen que el pacto electoral llegó desde Madrid, con un Pablo Iglesias contrario a la ejecutiva regional, y que “es tiempo de actuar de forma autónoma”.

Así las cosas, varios diputados de Podemos ya han amagado con marcharse al Grupo Mixto y dejar a En Marea debilitada. Esa maniobra, además, les permitiría ingresar más dinero a los propios parlamentarios e, incluso, a Podemos como partido en Galicia.

Pablo Iglesias está preocupado

Pablo Iglesias, explican las fuentes consultadas, está informado de la situación y no esconde su preocupación por lo que sucede en Galicia. Es consciente de que la federación regional de Podemos es crítica con su gestión y que intentará cuestionar su liderazgo actuando por su cuenta.

Todo ello, a solo unos días de la Asamblea de Podemos en Madrid donde la candidatura de las ‘errejonistas’ Rita Maestre y Tania Sánchez puede imponerse a la de Ramón Espinar y dejar al actual secretario general muy tocado frente a su número dos y gran rival.

Ante esta situación, desde la actual dirección nacional no se descarta que Iglesias protagonice un golpe de mano y, a través de Pablo Echenique, secretario de Organización, amenace con disolver la ejecutiva regional en Galicia si se saltan el acuerdo con En Marea.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··