Sábado 20/01/2018. Actualizado 18:48h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Desafío soberanista

Los tres NO de Soraya Sáenz de Santamaría a Duran i Lleida sobre Cataluña

1.) Convertir en legal el referéndum; 2.) Cambiar la pregunta; 3.) Fijar un encuentro Mariano Rajoy-Artur Mas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Desde que Artur Mas inició su desafío independentista en Cataluña, Soraya Sáenz de Santamaría y Duran i Lleida han hablado en más de una ocasión para buscar una solución al conflicto. El portavoz de CiU ha llegado a ofrecer un cambio en el modelo de la consulta y en las preguntas ya fijadas para el referéndum. Ante la negativa del Gobierno, la Generalitat ha decidido ahora abandonar el diálogo con Madrid.

Soraya Sáenz de Santamaría y Duran i Lleida. Soraya Sáenz de Santamaría y Duran i Lleida.

Según explican a El Confidencial Digital fuentes muy bien situadas en CiU, Duran i Lleida ha trasladado a la vicepresidenta del Gobierno “todas las ofertas posibles” para pactar la celebración de una consulta legal a los catalanes sobre su pertenencia o no a España.

Esas ofertas se han realizado en conversaciones y reuniones privadas que ambos dirigentes han llevado a cabo. Algunas de ellas han trascendido, como la convocada por Sáenz de Santamaría hace un mes. Sin embargo, la versión oficial de las dos partes es que en esos encuentros solo se hablaba de “asuntos parlamentarios”.

Ahora, y ante la postura del Gobierno, desde CiU y la Generalitar reconocen a este diario que “también se ha hablado sobre el referéndum”. En todos los casos, “se han expuesto varias soluciones para desatascar la situación actual”, pero en ningún caso se obtuvo una respuesta afirmativa por parte de la vicepresidenta.

Las propuestas que ha rechazado Sáenz de Santamaría

Las fuentes consultadas por ECD explican que, en las reuniones y conversaciones con la vicepresidenta, Duran i Lleida ha presentado una serie de ofertas, procedentes de la Generalitat, para llegar a un acuerdo sobre el referéndum. Fueron las siguientes:

--Convertir en legal el referéndum: Desde que Artur Mas anunciase la celebración del referéndum para el próximo 9 de noviembre, desde el Gobierno se ha repetido de forma insistente que éste no se podía llevar a cabo por ser “ilegal”. El trabajo de Duran ha sido intentar convencer a la vicepresidenta para que el Gobierno dotase a la Generalitat de la competencia necesaria para convocar esta consulta.

En concreto, el diputado de CiU citaba el artículo 150.2 de la Constitución, que establece la posibilidad de que el Estado otorgue a las comunidades autónomas ciertas atribuciones. La respuesta de Sáenz de Santamaría siempre fue la misma: para consultar a los ciudadanos sobre un cambio del modelo de Estado, primero hay que cambiar la Carta Magna.

--Cambiar la pregunta de la consulta: Para intentar convencer al Gobierno, Duran también propuso cambiar la pregunta a realizar en la consulta, de tal forma que ésta no fuese considerada como un plebiscito sobre la independencia de Cataluña.

La respuesta a esta posibilidad siempre fue negativa, por lo que la Generalitat conservará la pregunta doble presentada por Artur Mas el pasado mes de diciembre: “¿Quiere que Cataluña sea un Estado? En caso afirmativo, ¿quiere que sea un Estado independiente”.

--Fijar un encuentro Rajoy-Mas: Para desatascar la actual situación, Duran pidió a Sáenz de Santamaría que intercediera para conseguir que Mariano Rajoy se sentase a hablar con Artur Mas sobre el referéndum.

La vicepresidenta negó esta posibilidad porque “el presidente no quiere negociar nada sobre un referéndum independentista”.

El diálogo “está roto”

Ante este panorama, desde la Generalitat y CiU consideran que el diálogo con el Gobierno está roto: “Nosotros hemos presentado todas las alternativas posibles y han sido rechazadas. No hay más que decir”.

En este sentido, las fuentes consultadas rechazan cualquier nueva alternativa, como presentar una propuesta para reformar la Constitución, tal y como pidió Rajoy en el debate sobre el estado de la nación: “No estamos en eso. Si quiere el Gobierno, que lo propongan ellos”.

El objetivo del Gobierno de Artur Mas, y también de CiU, es presionar al Ejecutivo, con este nuevo periodo de silencio, para que se vea obligado a mover ficha: “El referéndum está convocado y hemos intentado llegar a un acuerdo. Si el Gobierno no ofrece ninguna otra salida, la consulta se celebrará en noviembre”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·