Martes 12/12/2017. Actualizado 13:33h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Romeva ha anunciado más visitas internacionales

Soraya lidera la ofensiva del Gobierno contra el ministro de Exteriores de Cataluña

Rajoy ha dado plenos poderes a Presidencia porque se trata de una actuación que afecta a la estructura del Estado

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Soraya Sáenz de Santamaría ha tomado el mando, dentro del Gobierno, para dejar sin efecto la consejería de Exteriores de Cataluña dirigida por Raül Romeva. El recurso al Tribunal Constitucional ha impuesto una estrategia jurídica, a aplicar desde Presidencia con la ayuda de otros departamentos

Soraya Sáenz de Santamaría en el Congreso de los Diputados. Soraya Sáenz de Santamaría en el Congreso de los Diputados.

Según explican a El Confidencial Digital fuentes bien situadas en Moncloa, Rajoy considera que el impulso de un “ministerio de Exteriores catalán” afecta a la estructura del Estado y, por tanto, la ofensiva del Gobierno debe llevarse desde Presidencia. Por ese motivo, ha dado plenos poderes a Sáenz de Santamaría.

La vicepresidenta del Gobierno ha decidido contar solo con los ministerios de Hacienda y Justicia en su ofensiva contra el ministro de Exteriores de Cataluña. A ambos departamentos está pidiendo informes para desacreditar la ofensiva internacional de Romeva.

En concreto, Sáenz de Santamaría está pidiendo informes sobre los gastos de la Generalitat en esa consejería y en sus delegaciones internacionales; y también sobre las leyes que incumple el gobierno catalán con la creación de un departamento que pretende desarrollar competencias que no tiene.

De hecho, con la información que dispone, desde Presidencia no se descarta que el Gobierno envíe al Tribunal Constitucional más documentación para ampliar el recurso presentado en enero, y que provocó la suspensión cautelar, por parte del propio TC, de la consejería dirigida por Raül Romeva.

Así las cosas, si la Generalitat desoye al alto tribunal, y mantiene este departamento y la agenda internacional del consejero, en Moncloa tienen ya preparado un nuevo argumentario jurídico a presentar ante el Constitucional.

El ministerio de Exteriores, al margen

En la hoja de ruta diseñada por Soraya Sáenz de Santamaría, el ministerio de Asuntos Exteriores ha quedado al margen, ya que la consigna a aplicar es la siguiente: “La estrategia debe ser jurídica y no diplomática”.

De esta forma, desde el departamento que dirige José Manuel García-Margallo se descarta enviar instrucciones a los embajadores españoles en el extranjero, ni tampoco contactar con representantes diplomáticos de países europeos en España para evitar que Romeva sea recibido en Londres, París y Bruselas.

En este sentido, las fuentes consultadas aseguran que “estamos en un Gobierno en funciones y cualquier requerimiento en ese sentido tiene menos fuerza”. Por ese motivo, la prioridad de Moncloa ahora se centra en frenar la consejería a través del TC y no en las embajadas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··