Viernes 20/10/2017. Actualizado 14:06h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Estudió hacerlas coincidir con las municipales de mayo

Susana Díaz cambia su hoja de ruta: no habrá elecciones anticipadas en Andalucía

Teme que el crecimiento de Podemos le impida una mayoría absoluta y tenga que pactar con la formación de Pablo Iglesias

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

No habrá elecciones autonómicas anticipadas en Andalucía, al menos, en mayo de 2015. Susana Díaz le ha hecho cambiar de opinión. Ahora que IU ha rebajado su discurso, no quiere arriesgarse a no ganar por mayoría absoluta y tener que volver a alcanzar un pacto de Gobierno, esta vez con el partido de Pablo Iglesias.

Susana Díaz en la Conferencia Política del PSOE. Susana Díaz en la Conferencia Política del PSOE.

Desde abril de 2014, Susana Díaz ha manejado la idea de adelantar las elecciones a la Junta de Andalucía. Entonces, el todavía secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, se lo impidió. La presidenta andaluza advirtió, no obstante, que si la actitud de IU no cambiaba ella se vería obligada a disolver el Parlamento y convocar los comicios.

Meses después, y después del congreso extraordinario en el que salió elegido Pedro Sánchez como nuevo líder de los socialistas, Díaz daba ya por hecho hacer coincidir el adelanto electoral con las municipales de 2015. Sin embargo, en plena crisis de Gobierno con IU por la negociación de los Presupuestos de 2015, la lideresa llegó a amenazar con convocar elecciones antes incluso de terminar el año.

Ahora, según explican a El Confidencial Digital dirigentes del PSOE andaluz muy cercanas a la dirigente autonómica, “todo eso es ya agua pasada”. Susana Díaz ha cambiado radicalmente de opinión y ya no quiere saber nada de citarse con las urnas. En esta decisión han influido la nueva actitud de IU y, sobre todo, el auge de Podemos.

“IU ahora dice a todo que sí”

En el entorno de Susana Díaz reconocen que, a finales de verano y con la reapertura del curso político, el pacto de Gobierno PSOE-IU en Andalucía “pasó por sus momentos más delicados” y, de hecho, “estuvo cercano a romperse”.

Esa fracción no llegó a concretarse gracias, sobre todo, al nuevo discurso de Izquierda Unida: “Al final rebajaron el tono de sus exigencias en los Presupuestos y salieron adelante sin problemas”. Además, también ha habido acuerdo finalmente en el proyecto del ‘banco bueno’ creado por la Junta: “IU quería una banca pública generalista, pero ha tenido que aceptar los límites marcados por Díaz”.

Ese cambio de parecer de IU, dejando a un lado las reivindicaciones y “diciendo ‘sí’ a todo”, tiene que ver con las encuestas electorales que se están publicando en Andalucía: “Ellos saben que Podemos les ha comido mucho terreno, por lo que no les conviene en absoluto un adelanto electoral y prefieren mantenerse en la Junta a cualquier precio”.

Díaz no quiere pactar con Podemos

No quiere tener que apoyarse en Podemos

No obstante, las fuentes consultadas reconocen que, precisamente esos estudios demoscópicos citados, también han “desanimado” a Susana Díaz a la hora de apostar por una convocatoria adelantada de elecciones.

Y es que, en ninguna encuesta se vaticina ya una mayoría absoluta del PSOE, algo que sí se daba por hecho el pasado verano. En este nuevo escenario, “Susana sabe que ganaría los comicios pero necesitaría un apoyo para gobernar, y ese tendría que ser el de Podemos”.

Los dirigentes del PSOE andaluz a los que ha tenido acceso ECD explican que Díaz “no quiere ni por asomo tener que pactar con Podemos”. Por ese motivo, añaden, “prefiere agotar legislatura” a la espera de un “desgaste” de la formación de Pablo Iglesias: “En Andalucía puede llegar a ayuntamientos y eso les puede perjudicar de cara a las autonómicas”.

Su objetivo final es Madrid

La obsesión de Susana Díaz por el adelanto electoral en Andalucía tenía también un componente estratégico, en cuanto a su futuro en el PSOE nacional. La dirigente autonómica quería ganar en las urnas para estar así legitimada para dar el salto a Madrid.

No obstante, la decisión de agotar legislatura no supone que la presidenta de la Junta haya dejado de lado sus aspiraciones en clave nacional. Según colaboradores cercanos de la propia Díaz, “ella sigue pensando que, si Pedro Sánchez no despega, hay un congreso del PSOE en 2016 en el que ella puede erigirse nueva líder del partido”.

Su objetivo entonces sería “intentar retrasar ese congreso hasta después de las elecciones andaluzas, que serían en marzo”. Si vence, aunque no sea por mayoría absoluta, “tendría todos los argumentos para convertirse en la nueva secretaria general del PSOE”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·