Sábado 21/07/2018. Actualizado 14:16h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Jueces y fiscales abandonaron el acto

Torrent traicionó a la decana del Colegio de Abogados de Barcelona

Habían acordado no hacer referencias al procés, al referéndum del 1-O ni a las causas judiciales, pero el presidente del Parlament habló de presos políticos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Circula en las redes sociales el vídeo que recoge la espantada de magistrados y fiscales de un acto organizado por el colegio de abogados de Barcelona cuando escucharon al presidente del Parlament, Roger Torrent, asegurar que en Cataluña hay presos políticos.


Gay pide a Torrent que finalice su discurso ante la salida de Barrientos del acto. Gay pide a Torrent que finalice su discurso ante la salida de Barrientos del acto.

El primero fue Jesús Barrientos, decano del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, y le siguieron una decena más de compañeros de carrera y de colegiados, ante la perplejidad y angustia de la decana del ICAB, María Eugènia Gay.

“President, no era lo que hablamos, no era la idea. La has hecho buena”, le dijo una tensa Gay a Torrent mientras el salón de actos se iba vaciando. “Es un día especial, termina ya, por favor”, añadió. El motivo del evento era la entrega de la medalla de honor a los abogados que cumplían cincuenta años de colegiados.

Según ha podido saber El Confidencial Digital, el disgusto de Gay afloró a la par que la sorpresa, puesto que la actitud de Torrent no se correspondía con el guión establecido. De hecho, ambas autoridades habían pactado no tocar temas políticos en sus discursos.

“Pacto de caballeros”

Fue Gay, a través de los asesores del colegio, quien le hizo llegar el mensaje a Torrent. En principio, a los actos en honor al patrón de la abogacía, san Raimundo de Peñafort, acude en calidad de invitados de honor el ministro de Justicia, el delegado del Gobierno y el president de la Generalitat. Como en esta ocasión aún no ha habido investidura, la máxima autoridad catalana la ostenta por el momento Roger Torrent, y a él se le pidió asistir.

Una vez enviada la invitación al presidente del Parlament, los asistentes de Gay le transmitieron el deseo del colegio de no inmiscuirse en temas políticos durante el acto. Principalmente por un motivo: considera la institución “la casa de todos los abogados”, tanto de los independentistas como de los que no lo son.

Para evitar las polémicas y mantener la calma entre los colegiados, Gay ha implantado la directriz de no entrar o esquivar asuntos espinosos o especialmente tendenciosos, algo difícil dada la situación política en Cataluña pero que hasta el momento se había conseguido.

Por eso, cuando se enviaron las invitaciones a los representantes públicos (Rafael Catalá, Enric Millo y el propio Torrent, entre otros), se les hizo llegar un mensaje expreso de neutralidad en cuanto a política (el procés, el referéndum del 1-O y los procesos judiciales), algo que ellos aceptaron. En el colegio lo llaman “el pacto de caballeros” que se actualiza cada año, con motivo de este acto.

Un cambio inesperado

La propia decana confirmó con Torrent, cara a cara, dicho acuerdo, ya que acudió a la entrada del colegio a recibirle. El presidente del Parlament llegaba veinte minutos tarde al evento, que no podía dar comienzo sin su presencia.

Evitó hacerse la foto de familia en la escalinata junto a Catalá, Millo, Barrientos y otros jueces y fiscales de Cataluña. La decana posó en solitario con Torrent y después entraron en el edificio, camino del salón de actos.

Fue en ese momento cuando ratificaron el acuerdo. Gay se lo recordó en una escueta frase, dentro de la conversación informal que mantenían, y Torrent asintió y dijo estar de acuerdo con “el pacto de caballeros”. Gay estaba por tanto, confiada.

Por eso, su sorpresa fue mayúscula cuando Torrent comenzó a señalar en el estrado la politización de la Justicia en Cataluña, la injerencia del poder ejecutivo en el trabajo de los magistrados y la existencia de presos políticos catalanes.

Esta última afirmación fue la gota que colmó el vaso de la paciencia de Barrientos, que en ese momento se levantó, inclinó la cabeza ante Gay, y se marchó, seguido de otros muchos que siguieron su ejemplo, entre los aplausos del público.

Los que se quedaron

Gay suplicó a Torrent que terminara, y tras las palabras del presidente de la Cámara y la imposición de las medallas de honor, llegó el turno de Catalá para tomar la palabra ante los colegiados.

El ministro se quedó en el acto por respeto a la decana y al colegio, manifestó a los medios de comunicación, y según ha podido saber ECD de personas presentes en el homenaje, cuando terminó de hablar, fue ovacionado “como nunca se ha aplaudido a un ministro en Cataluña”.

Otro testigo presencial de los hechos relata a este confidencial que una colegiada abandonó el acto cuando Torrent lanzó la diatriba, una vez terminada regresó, y antes de sentarse, le dijo en voz bien alta: “Esta vez me he ido yo, la próxima se va usted”.

También te puede interesar...

Motor

¿Cómo cambiar el aceite de un vehículo sin ir al taller? Leer

Tendencias

Mudanza y trasteros, una solución a tu espacio Leer

Jurídico

El PSOE solivianta a los abogados con la reforma de las costas judiciales Leer

Estilos

Un secuestro de Zapatillas, un asalto a la Capital y ¿una televisiva aparición? Leer

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·