Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

El calendario diseñado no es definitivo

Rajoy dará “un sí pero no” a Felipe VI

Aceptará el encargo del rey, pero condicionará la fecha de la investidura a conseguir los apoyos necesarios. Si el día 2 no los tiene, iniciará su anunciado “periodo de reflexión”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mariano Rajoy sorprendió el miércoles al anunciar que, de no contar con los apoyos necesarios, abriría “un periodo de reflexión” al que invitaría a sumarse a todos los partidos. Un parón para que los políticos mediten sobre “la salida que le damos a esto”, en referencia a la formación de Gobierno.

El rey Felipe saluda a Mariano Rajoy en su despacho del Palacio de la Zarzuela. El rey Felipe saluda a Mariano Rajoy en su despacho del Palacio de la Zarzuela.

A las pocas horas, hizo pública su intención de presentarse a la sesión de investidura, por lo que muchos pensaron que convocaría este paréntesis después de someterse a la votación del Congreso.

Sin embargo, fuentes de Moncloa consultadas por El Confidencial Digital han aclarado lo que consideran un malentendido: la intención del presidente es, en todo caso, abrir este “periodo de reflexión” antes de la primera sesión de investidura.  

Un plan similar al de Pedro Sánchez

Rajoy está decidido a aceptar el encargo del rey de formar Gobierno. Pero se trata de un sí con condiciones, en función de si en esos momentos cuenta o no con los apoyos necesarios para ser investido.

De haber logrado el respaldo de 176 diputados, el presidente propondrá el martes 2 de agosto como día para celebrar el pleno de investidura: la primera votación se realizaría al día siguiente y la segunda el viernes día 5.

Por el contrario, sí todavía no ha recabado más apoyos que los de su partido y la abstención de Ciudadanos informará a Felipe VI de que necesita unos días de margen para seguir negociando con el resto de grupos parlamentarios. Este es el momento exacto al que Rajoy se refería cuando anunció un “periodo de reflexión”.

El monarca ya se los concedió a Pedro Sánchez en el mes de marzo, por lo que en Génova dan por hecho que el rey también accederá en esta ocasión. Sin embargo, aseguran que Mariano Rajoy reclamaría, en todo caso, menos tiempo.

Persigue una abstención de última hora

En ese período, el presidente en funciones pretendería “ir a tope” para intentar conseguir la abstención del PSOE y, a la vez, intensificar la presión sobre Pedro Sánchez.

De seguir manteniendo su negativa, Rajoy le culpará de ser el responsable de las terceras elecciones. Una losa que, sin duda, pesaría demasiado sobre la espalda de líder socialista y podría forzarle a facilitar a última hora la investidura de Mariano Rajoy.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·