Miércoles 22/11/2017. Actualizado 18:32h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

De la Vega entra pisando fuerte en el Consejo de Estado: ha pedido para ella un jefe de gabinete, un jefe de prensa y secretarias con tratamiento (y sueldo) de alta dirección

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El aterrizaje de la ex vicepresidente primera del Gobierno en el Consejo de Estado no está siendo del todo pacífico. Motivo: la cantidad de privilegios que ha demandado al presidente. La actitud de la recién llegada está siendo muy comentada en el alto organismo.

María Teresa Fernández de la Vega, reciente consejera permanente del Consejo de Estado en ‘compensación’ por su abrupto cese como ‘número dos’ del Gobierno, ha entrado pisando fuerte en el consejo, una institución con más de quinientos años y marcada por las tradiciones y los usos.

Según ha sabido El Confidencial Digital, de fuentes del alto organismo, la ex vicepresidenta ha formulado las siguientes demandas:

-- Un jefe de gabinete propio.

-- Un jefe de prensa propio.

-- Que sus secretarias disfruten de una situación más ventajosa que las demás de la casa, y que, en concreto se les pague como a personal de nivel 30, aunque no lo tengan. La fórmula podría ser darles el rango de ‘asesoras’.

Las peticiones las ha formulado al presidente del Consejo de Estado, Francisco Rubio Llorente, una persona de la ‘cuerda’ ideológica de la ex vicepresidenta. Sin embargo, las exigencias planteadas por la nueva consejera no van a ser fáciles de satisfacer, aunque sólo sea por motivo orgánicos, pero sobre todo económicos.

Las personas que ya se encontraban en el alto organismo, incluido los funcionarios, han recibido con sorpresa las ínfulas que ha demostrado De la Vega. Y sospechan que su actitud se apoya en que, en el pasado, cuando era vicepresidenta, tuvo mando en el Consejo de Estado, donde consiguió, entre otras cosas, que quien fuera su mentor político y profesional, el ex ministro de Justicia Fernando Ledesma, alcanzara el nombramiento de consejero permanente que ahora ostenta.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·